Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 22 de enero de 2017

Dodge 1500 (1971) - Autos Inolvidables Argentinos

Como en el boxeo, el automovilismo agrupa segmentos según su tamaño. Si bien los autos de uso cotidiano no son de uso deportivo la competencia sigue existiendo: la comercial entre fábricas y la callejera entre usuarios. Esta última descafeinada pero existente.
Prueba de la misma son las versiones un tanto mas potentes que sacaban las terminales automotrices).
Era fundamental como estrategia de venta que el auto producido en masa tuviera una versión mas potente, no para venderlo, sino para dar mas prestigio al modesto coche citadino que salía de la línea de producción de a miles.


Así este Dodge 1500 ofrecía una versión GT90 en un color similar al de la miniatura con el capot negro, luego le seguiría el GT100... Y este masivo 1500, le faltaba poco para ser el GT90 en el imaginario popular.
Este Dodge tuvo que competir en el segmento mediano, ya que en la Argentina de los 70s el segmento chico era chico en serio con motores de menos de 1000 cm3 y el grande con autos de origen americano por arriba de los 3 litros... Si pensamos un rato, el segmento "mediano" era muy dispar y hablar de medianos chicos y medianos grandes no era muy habitual. Una ensalada de Dodge 1500, Renault 12, Fiat 125, Peugeots 404 y 504 y Taunus... motores de 1300 a 2300 cm3...
En una punta el mediano que se podía comprar para dejar de tener un auto chico y en la otra el mediano potente que hacía pasar calor a los grandes.... Pues bien el Dodge 1500 estaba en el primer grupo, el mediano de entrada, que tenía que competir en precio con el Opel K180, Renault 12 y Peugeot 404.


El tiempo le dió la victoria al 404 en un principio a pesar de su diseño atrasado, para darle luego la derecha al Renault 12 en la década siguiente. El Dodge sin embargo es un caso especial, nunca fué lider de ventas, ofrecía un producto moderno para la época de líneas fluídas, muy atractivo comulgando con la moda del momento con su carrocería.
Parecía un pequeño Chevy dirían muchos pero en realidad todos los autos diseñados en ese momento seguían ese formato de modernidad estilo 70s. (Y en los 80s se puso viejo de golpe)



Tampoco Dodge fuera de terreno americano era un adalid de diseños propios, compraba aquí, allá, sacaba de un lado y ponía del otro, compartía desarrollos, etc. Así este Dodge 1500 tiene mucho del Hillman Avenger inglés.
Es más, los que llevamos años coleccionando y queríamos tener un Dodge pues devíamos buscar un Hillman y proceder a hacer sutiles modificaciones en las ópticas traseras. Yo estuve a punto de comprar un Hillman y gracias a San Salvat me ahorraron el trabajo de traerlo del otro lado del mundo y luego ponerme a trabajar sobre el mismo.


El modelo resulta cumplidor y el color resulta óptimo para quien quería con poco hacerse de su GT90 pintándole el capot. El que no, se conforma con que el color (Oh! Santo Cielo!) Es correcto!
Si me preguntan, yo lo quería naranja-naranja, es un color muy usado en los 70s y hasta ahora en la serie de Salvat no salió ni uno de ese color. Ya sé, a conformarse con que el color esta "cerca".


La miniatura por otro parte se porta muy bien, lejos de tener que rebuscárselas por horas para que luzca de debida forma, el modelo se presenta bien. Interiores negros como el original, faros traseros en dos tonos... Poco y nada se puede hacer mas que darle una apariencia metálica al escape.
En líneas generales, es el típico modelo que se saca del blíster y se pone en la vitrina así sin más.


Después de los besos, hay que decirlo, no pocos modelos vinieron con una óptica delantera desencajada del marco, error más visible cuando se saca fotos con el macro de la cámara.
Plástico sobre plástico, despegarla y volver a pegarla de forma correcta poniendo en riesgo el frente del modelo, quizá algún parroquiano pase recomendaciones para su corrección.


Las llantas sacan nota alta, luego de sufrir el 504 con unas llantas impropias en demasía venimos mejorando la nota en ese aspecto.


Las ópticas traseras me traen la nostalgia de los legendarios Taxis del Mundo de Altaya con plásticos cromados pintados en rojo traslúcido. Rojo y naranja en este caso, lindo detalle.

Y que más decir, hablamos del 1500, de lo bueno y malo de la miniatura y uno sigue tirando párrafos esperando la bendición... Justo! Ahí está:


Magníficent Dodge 1500!!!

viernes, 6 de enero de 2017

Renault 12 TS (1976) - Autos Inolvidables Argentinos


Es raro poner como foto de cabecera el auto visto de su parte posterior, pero tratándose de un Renault 12, y tratándose de un TS todo lo especial y distintivo del auto esta justamente atrás.
Claro para el momento del lanzamiento resultaba toda una evolución estética del primigenio 12 (Aquél de luces traseras pequeñas y otra parrilla delantera con un paragolpes que no se incorporaba del todo a las líneas del auto).
También resultó en un modesto cambio de cilindrada y algunos caballos de fuerza más que le daban un rendimiento ligeramente superior. Modificaciones que en breve se extendieron al Renault 12 TL dejando al TS con el detalle de tener cola negra a diferencia de su hermano.


"El R12 lindo" aquel Renault que aspiraba a más, ya que desde se concepción el auto fué sinónimo de robustez pero sufría desganos a la hora del confort. Con el TS nacía el tablero que lo acompañaría por mas de una década, amplio y llamativo en los 70s, "suficiente" en los 80s y ya espartano en los 90s.
También llegarían butacas con apoyacabezas en cuerina de colores en combinacion con la pintura exterior que por el sólo hecho de tenerlas modernizaban mucho su aspecto.


El frente con su nueva parrilla plástica color aluminio y un paragolpes arremangado que mejoraba mucho el rostro.


Las ventanillas que perdían arcaicos ventiletes tipo "triangulito" y unas nuevas llantas que serían eternas y distintivas del auto. Los cambios se aprobaron con números: Las ventas se dispararon siendo la mayor cantidad de unidades fabricadas posteriores al lanzamiento del TS.


Auto Popular

Así fué como se entendió al 12, auto de clase media, no era un auto barato pero era un auto al que se aspiraba, ya que por su robustez y mecánica sencilla el propietario quedaba lejos de todo mal. No importa que 12 era ni de que año, tener un 12 era siempre lo mismo: vivir lejos del mecánico.
Auto mediano con motor 1300 cm3 significaba un consumo reducido frente a otros que duplicaban la cilindrada como un Taunus o triplicaban como un Falcon.
Ya en los 80s tener un 12 era un moneda de cambio, ya que si uno compraba un 12 y lo vendía un par de años mas tarde lo hacía por el mismo valor prácticamente ya que todos valían mas o menos lo mismo dependiendo su estado. Fué con la llegada de la caja de 5ta en la segunda mitad de los 80s que se produjo un escalon en los precios.



Otros modelos del 12 que son dignos de rescatar:

El Alpine (Con tapa de cilindros del Renault 5 Alpine)
El GTS, aquel 12 que llegó con aire acondicionado, llantas de aleación y dobles faros redondos delanteros.
El R12 L, en plena crisis hiperinflacionaria en los 80s Renault saca una versión espartana y económica del 12, esta versión se diferenciaba por no tener radio, apoyacabezas, desempañador trasero, el cubre cárter, otras llantas y otro tapizado... Muchos compraron este modelo y lo "terminaron" a gusto: Generalmente le ponian una radio.  El lado gracioso es que se podía contar con los dedos de la mano lo que Renault consideraba "equipamiento" para un 12.
Y el eterno TL que a la larga fué el más vendido hasta los 90s ya vestido con paragolpes plásticos.



La miniatura por su parte cumple aunque como buen 12 siempre espera un poco del dueño para lucir un poco mejor.
Se detallaron las llantas con negro, se decoloraron las luces traseras para darle mas realismo (vienen todas rojas) ahora quedan detalladas las luces de giro y marcha atrás.
Se le dió tono metálico al escape y se animó un poco el detallado de los picaportes tímidamente plateados.
El interior, como es una constante en los modelos de Salvat, es trabajo en vano ya que las transparencias siguen siendo sinceramente malas.
Si bien la miniatura tiene todos esos detalles que son salvables y es una base excelente para trabajar en los mismos el tono verde de la pintura es una patada en el bajovientre.
Yo hubiera elegido el rojo o blanco que fueron los colores más populares del 12, incluso para exquisitos venía un 12 TS color amarillo metalizado que era una delicia... Pero dijeron verde y bastante feo por cierto.


 Por otro lado, al ser un auto que buscaba mucho a levantar la trompa al acelerar y parar la cola al frenar, uno ya estaba familiarizado hasta con los elementos de sus partes bajas. Por eso la parte plástica que cierra el modelo lleva mala nota, en la parte posterior tiene una protuberancia plástica muy discutible ya que el original al ser tracción delantera muestra aire mas que otra cosa,

Y en la parte delantera no se aprecia el cubre cárter con cuatro orificios redondos, dejando a la vista un más que que robusto eje transversal... Pero de arriba es lindo, quedémonos con eso.


El auto de la fantasía

Hay algo verdaderamente curioso con este auto y es la carga de fantasía que lleva encima. En su esplendor fué el auto de los sueños de muchos. Interminables relatos de hazañas arriba del mismo, el mas rápido, el mas lindo, el que mas levante tenía a la noche, el que llegaba más lejos, auto de macho... lo que quieran imaginar, el R12 lo fué.
Ahora si es por deportividad o seducción deportiva siempre hubo una constante: que sea cupé, neumáticos de pisada ancha, un motor potente con un escape que pueda rugir en todo momento... El R12 no ofrece nada de eso... pero nada...
Ahora si es por estética y confort... se espera un tratamiento del interior de calidad superior, tapizados que cuiden hasta el último detalle y un tablero interminable que se anime a pasar entre las butacas delanteras...   El R12 tenía unas butacas formidables metidas dentro de un habitáculo espartano que dejaba ver el esqueleto de chapa en sus parantes centrales. Un tablero alto y delgado que dejaba abajo una suerte de repisa que iba de lado a lado (Como la del Fiat 600) Nada de eso importó parece... Muchos de jactaron de su 12 como si fuera una limousine sin que le temblara la pera.

Hasta el día de hoy siguen relatos bíblicos del Renault 12 y su gran _ _ _ _ _ (Ponga lo que quiera aquí, total como vé da igual)

Hoy pienso que el 12 fué lo que fué gracias a la gente y no tanto a Renault.


Magníficente Renault 12 TS!

domingo, 18 de diciembre de 2016

IKA ESTANCIERA (1965) - Autos Inolvidables Argentinos


Cualquiera puede bailar. Digo eso a sabiendas de lo poco accesible del modelo, recién tenido en cuenta para fines comerciales en los últimos años.
Bien se sabe que toda referencia de este modelo hacia atrás va a parar a un modelo de Buby, de la edad temprana del fabricante, con mas voluntad que buen molde... un Bubysaurio de 60 años.
Luego siguieron artesanos que vieron vacante el modelo y con demanda sostenida la hicieron en resina a un costo que aseguraba rédito por las horas culo que llevaba la fabricación de cada modelo. Luego la versión económica, maciza de resina, que copia formas de la anterior, pero más propia de una tienda de recuerdos turísticos que de una casa de hobbies.
Sacamos el gotero, ya bajo la denominación de Willys Overland Station Wagon puede encontrar una en la colección de TinTin y otra de Neo hecha en resina que es la non plus ultra hasta el momento.

Mientras tanto... Modellbaus sin Estanciera? Pues no, en su momento, años atrás opté por la opción faltante: La de Brooklyn Models que hasta el día de hoy me arranca suspiros. La puede ver AQUI.


Cualquiera puede bailar, si todavía existe gente quejándose de la disponibilidad de éstos modelos de Salvat, bien podría hacer el intento de adquirir alguna de las alternativas.
Pero vamos al modelo, ante todo es una Estanciera, de raza, insignia de Estanciera en los flancos y tazas lisas que si alguno se percató son distintas a las fotos y videos promocionales de la colección. (Ya que en las mismas salen las tasas con el emblema de Willys Overland detallado en rojo, no hay tos, se hubieran venido así las tendríamos que borrar, un trabajo menos).


Las tazas con pupo a cambio de las de Willys. Sigamos con algo negativo que no voy a callar, las transparencias apestan, sobre todo el vidrio trasero, un envase descartable deforma menos que ese vidrio. En el modelo anterior pensé:  "Qué manoseados salieron los vidrios en las fotos!" pero no, así lucen limpios, como manoseados de fábrica de forma permanente.


Así pues unos toques de mi parte al interior casi resultan trabajo en vano, ya que la distorsión en las ventanas (a pesar de ser tan grandes) los hace visibles a medias. También se aprecia la forma de la rueda de auxilio, de fábrica viene toda negra y aqui pintada a semejanza de las exteriores pero igual poco se ve.


Volvamos al exterior que es el fuerte de esta Estanciera después de todo. Me saco el sombrero con la matriz, muy cuidada y atenta los pliegues de la chapa en los paneles laterales y techo. El brillo en la parte trasera da cuenta de la complejidad de la compuerta y sus líneas.
También puede notarse la unión del paragolpes trasero a la carrocería. Son dos bases un tanto aparatosas, voluminosas, desproporcionadamente gruesas... La razón? Son huecas, para alojar las dos puntas del chasis plástico que se sujeta sólo con un tornillo bajo la trompa, en el lado opuesto.


Luces traseras pequeñas pintadas, logo estampado, y fileteados en plata por todos los paneles. Quien quiera cambiarle el color o volver a pintar sabe que va a perderlos indefectiblemente. La tapa de carga de combustible pintada en negro en cambio no representa dificultad alguna.


Quiere leer la patente? Dice bajo el número "Ciudad de Buenos Aires". Ahora yo me pregunto, siendo la metrópoli por excelencia y habiendo sedanes de porte en entregas anteriores de Salvat... Se la vienen a poner justo a la Estanciera? Un vehículo que no estaba pensado para uso urbano?


Está bien, se vieron en muchas ciudades pero el segmento al que se apuntaba era la clase pudiente rural, un "auto de campo" lo que ahora llaman SUV.
Rodado alto, importante despeje del piso para meterse en las huellas de camino de tierra en días de lluvia y asientos para familia numerosa según se acostumbraba por aquellos años.


Y la trompa tan familiar para nosotros si se la estudia tiene mucho que ver con el clásico Jeep pero redimensionado a un tamaño cercano a una Pick Up. Incluso se ofreció este modelo con caja de carga y cabina de dos puertas. Se llamó "Baqueano"

El Baqueano es un gaucho grave y reservado que conoce a palmos veinte mil leguas cuadradas de llanuras, bosques y montañas. Es el topógrafo más completo, es el único mapa que lleva un general para dirigir los movimientos de su campaña...
 
Como se vé, siempre con nombres afines al ámbito rural o campestre.


Otra curiosidad del modelo es que los guardabarros delanteros son una pieza aparte respecto al resto de la carrocería y de material plástico, me hace pensar en como lucirá dentro de unos años... La pintura se mantendrá del mismo tono sobre superficies distintas? Me vienen a la mente viejos Eligor como el Peugeot 404 Break con su portón trasero de plástico que no envejeció de igual modo que el resto del auto...

Que fin le esperará a esta Estanciera? Mejor vivamos el presente...



Magníficent Estanciera!!!