Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 12 de marzo de 2017

Peugeot 404 (1968) - Autos Inolvidables Argentinos




8 de Diciembre de 1973 23hs. Oscar termina de lustrar sus zapatos negros y marcha a un garage austero de la calle Zapiola para buscar su 404. Hace un par de años que lo tiene y aún lo luce orgulloso como si lo hubiera comprado el día anterior. Auto reluciente y hombre soltero pero comprometido se disponen a hacer gala de su juventud mecánica y biológica.
El destino es habitual, la casa de su prometida Nadia, hija de libaneses dueños de un próspero negocio en la calle Corrientes. El camino lo sabe de memoria y poco importa saber el nombre de cada calle, como quien camina dentro de su propia casa: El 404 va hasta la casa de dos pisos y dobla, nota que sacaron un naranjo en la casona del viejo Pérez y sigue viaje hasta la calle Europa que le promete llegar rápido a la Av. Castro Barros. Todo con luces altas, San Martin es oscuro de noche.
Oscar maneja a ritmo sostenido, a dos pasos de la imprudencia, por que tiene que llegar pronto a la casa revestida con lajas y jardín cuidado donde un farol de luz amarillenta le espera para darle bienvenida.



Es un ritual? Es costumbre? se preguntaba Oscar de vez en cuando mientras manejaba, la emoción se diluía en los años de noviazgo y muchas noches resultaba más emocionante el tacto del volante del 404 que el destino habitual... tan habitual.
A su llegada lo esperaba el Farol pero había más luces prendidas que las de siempre, había visitas. Mirando por la ventana distingue una mujer morocha y también pudo escuchar su risa fuerte.
Su lugar profanado de estacionamiento ocupado por un Valiant con una calcomanía que dice "Visite Termas de Río Hondo" lo lleva a un perspicaz razonamiento: En efecto, se trataba de aquella prima de Santiago que tanto le nombraron y sí, vino a pasar Diciembre para volver luego de las festividades de fin de año.


Oscar dispuesto a dar lo mejor de sí cruza el jardín presuroso para darse tiempo y pulir los zapatos con la botamanga del pantalón. Revisa que la gomina esté cumpliendo en el espejo de la virgencita al lado de la puerta, respira profundamente para amainar el aliento a tabaco y toca el timbre...

Resumiendo un poco, luego de pasar y darse saludos acartonados le presentaron a Rita... "La Rita" de Santiago de la que tanto le contaron y su imaginación no podía dibujar:  Mujer joven, no muy delgada con curvas importantes, caderas nutridas, sonrisa permanente, de cabello color azabache abundante y andulado... todo eso podía apreciar Oscar cuando podía dejar de mirar sus pechos.



- Y por que no salimos a pasear? Rita no conoce Córdoba, menos de noche, vamos al centro!

Fué la consulta de Nadia a Oscar, ya saben, esas preguntas que no son preguntas,  una pregunta que es una orden y salieron los tres, los novios adelante, Rita atrás y al medio.



Para los que no conocen Córdoba, cruzar por la Avenida Vélez Sársfield ofrece la mejor vista del centro de la ciudad de noche, turismo de luces ya que se suceden marquesinas y carteles luminosos. Oscar lo sabía y disupesto a dar la mejor impresión fué con su 404 hacia la misma.
Cuando el brillo por su intensidad anunciaban la próxima llegada al centro Oscar abrió el techo corredizo. Las luces de la avenida invaden el habitáculo y Rita ríe en el asiento trasero entusiasmada, no aguanta, se asoma entre las butacas delanteras mirando hacia arriba tratando de ver el cielo nocturno y los carteles encendidos. Nadia lo nota y le pide que se asome, ella ya lo había hecho muchas veces.



Rita tomo envión puso sus manos sobre el techo y se asomó como pudo, la brisa en el rostro sostuvo su sonrisa. No, no es como una moto, tampoco como ir atrás de una camioneta, es un ángulo único de donde todo se ve diferente.
Oscar disminuyó su marcha y prestó más atención al tráfico, pero cuando busco por el retrovisor estaba el escote de Rita, es que asomarse de las plazas traseras no es tan cómodo.
Nadia en tanto charlaba con su prima en voz alta, él no podía ver a su novia por que el cuerpo de Rita se interponía, sólo podía conducir con cuidado y no ver sus pechos... o al menos intentarlo.
Mirando por el retrovisor volvía a encontrarse con ese escote tan profundo que dejaba ver las curvas de sus redondos senos, el 404 fué deslizándose de carril suavemente hasta rozar los separadarores tipo bola de cemento (pintados de amarillo le decían los huevos fritos).


El 404 comenzó a mecerse suavemente y los pechos de Rita también, como si fuera una ley física todo lo que cuelga en pares y se mecen al mismo tiempo es perfecto. Así pensó Oscar, perfecto.

Perfecto...

Como el péndulo formado por la bolsa con dos panes caseros en la casa de su abuela...
Como dos pomelos en una bolsa de la verdulería...
Como sus propios genitales que le prometen una familia a futuro...
Como los pechos de Rita que ahora buscan su libertad cada vez que toca el freno y...


Como te vas a olvidar de ponerle el techo Salvat!!!

Vamos a repetir hasta el infinito: Peugeot, Argentina, techo corredizo. No hay otra cosa, no hay otro elemento que distinga más a un Peugeot que el techo corredizo. No era el más rápido ni el más grande ni el más económico ni el más deportivo.
Era el más glamoroso sedán, era romanticismo y aventura, era las sensaciones de la gente que llevaba adentro. El punto cúlmine de todo es el techo corredizo, protagonista eterno de recuerdos de toda la línea Peugeot. Y no lo ponen.


Dejemos a Oscar y su ya clásica versión de conocer la amiga linda de tu novia. Nosotros vamos tristes en el 404 que no se le abre el techo y nadie se asoma por ningún lado.

Esta vez, el 404 tiene mucho con que compararse, son muchos los fabricantes que lo hicieron y aquí ya dimos cuenta de varios, más específicamente los de Altaya, Del Prado y Universal Hobbies. Fabricantes muy distintos y que ahora se les añade otro: Salvat.
El recién llegado viene manteniendo el tono respecto a lo que viene dando la colección de Autos Inolvidables Argentinos, a riesgo de que algún purista me comente un improperio, si uno no tiene un 404 le viene bárbaro.

El problema para éste modelo es que muchos coleccionistas lo tienen, ya que el 404 dijo presente en tantas ediciones de distintas editoriales que resulta difícil no tenerlo como taxi, auto de rally, o como en éste caso de uso particular, son muchos los caminos para hacerse con un 404 y tener dos modelos iguales lleva inevitablemente a la comparación.


Empecemos con los defectos del modelo donde muchos quieren apuntarse con algun "descubrimiento". Aquí en Modellbaus lo primero que notamos es el techo, creo que ya se habrían dado cuenta, por extensión tambien olvidaron los anclajes del portaequipajes, el techo es una bocha tersa insulsa como todo techo fijo de sedán, nada dice, nada ofrece.
Pero con el modelo en mano lo primero que se nota, al menos el que nos tocó en suerte es el eje trasero demasiado ancho que lleva a apretar los neumaticos contra la carrocería dejándolas frenadas, un tanto anchas se ven, mas propias de un 504.


Si tenía el plan de darle mas presencia a los guiños, desista. Desde la burbuja no se apreciaba tal aberración pero ya en mano uno se siente insultado por esos guiños, quizá por eso insulté al verlos.
El estrabismo en las luces de giro es indigno, es más su transparencia deja ver que los orificios de fijación son en realidad los culpables.
Los guiños transparentes gritan "No maten al mensajero!" ya que copian las formas del original dentro de lo que pueden: Es la matriz la culpable.


La matriz carga con el defecto del techo, de las perforaciones de las luces de giro adelante y de perder la verticalidad de los faros traseros, dejándolos levemente inclinados y quitándole naturalidad al modelo.
Para muchos coleccionistas los tres errores de la matriz son como el 1-2-3 de boxeo, izquierda y derecha, mentón pómulo y nariz.... modelo al piso.
A todo eso sumarle que las lineas cromadas en los laterales y capot son demasiado altas, toscas, propias de modelos antiguos, no se puede contar como error ya que están bien ubicadas aunque es observable la forma en que fueron ejecutadas.

Pero volvamos al hecho de que ésta colección no esta pensada para coleccionistas de elite, están hechos para gente normal y mas divertida.

Peugeot malo, Peugeot bueno: el 404 divertido para coleccionistas alegres... O al menos coleccionistas que no se sienten tristes.


Las luces de giro que por suerte son transparentes según el ángulo con que se enfocan pasan a un segundo plano y deja vivir al resto del modelo. Por empezar las ópticas principales son muy adecuadas y veo que son lisas sin ninguna raya, las prefiero así ya que las rayadas siempre las ponen torcidas.
Los paragolpes son las estrellas en todo esto: Los barandales de los mismos y las matrículas de Capital Federal hacen que el modelo a pesar de sus errores sea interesante y se diferencie de los demás 404.
La parrilla delantera es vieja conocida y el escudo de Peugeot sufre una mala tampografía que luego de ver 7 modelos distintos es un error de producción, ignoro cuántos salieron así.


Los cristales mejoraron bastante respecto a anteriores modelos y no deforman tanto el interior.
La pintura es muy llamativa, de 13 modelos que se lanzaron en la colección es el tercero con pintura metalizada. La gama de colores del 404 es amplia y tiene este celeste metalizado.


Las ruedas son aceptables y adecuadas para el modelo. Como se puede ver en el abundante material fotográfico de la nota, las luces traseras son herencia directa de los Taxis del Mundo.
Si además sumamos los limpiaparabrisas tenemos en resumen una cantidad respetable de insertos todos de buena calidad tratando de salvar el mal día que tuvieron con la matriz.

Para resumir un comparativo al máximo dejo un cuadro donde se pone en consideracion errores y virtudes para evaluar las distintos modelos de 404:


Pensando en como cerrar la nota, me quedé viendo las fotos del modelo, la taza de café se me enfría viendo que escribí mucho, la falta de poder de síntesis hace pensar que modellbaus necesita tercerizar algunas veces...


Mejor no se puede decir.


Magníficent Peugeot 404!

.

sábado, 25 de febrero de 2017

Renault Fuego GTX 2.0 (1984) - Autos Inolvidables Argentinos

La de la publicidad era roja. La que se recuerda era roja. La mayoría de las veces en los 80s si uno se cruzaba una Fuego era roja... Los deportivos son rojos preferentemente y por defecto decir que una coupé es roja es algo previsible. Por eso y sólo por eso...

La hicieron verde.


Antes de que rompa algo, le cuento que es como comprar zapatillas por internet: Llegan sus nuevas Nike, las pidió talle 11 según nomenclatura americana y le quedan grandes. Se fija en la suela y efectivamente dice 11, prueba con algodón en la punta y no hay caso, son dos canoas que le harán recordar el error cometido paso a paso por la vereda.
Que hacer? Y las zapatillas estan nuevas busquemos a un amigo que las quiera, amigo que vendrá se las probará y luego dirá... Sí... Pero el color...



A Salvat le gustó el verde, es legítimo el verde, válido, legal. Un verde talla 11 con algodoncito en la punta para nosotros, pero es correcto.
Es más, a dos cuadras de casa hay una Fuego color verde sin ir más lejos... En realidad no vaya más lejos, hasta que encuentre otra Fuego Verde pueden pasar lustros.
Incluso uno podría ser odioso y decir que era un verde musgo metalizado, por que en esos años era muy cool un auto verde musgo metalizado y este es otro verde...
Tampoco vamos a hacer una tragedia de ésto, ya tengo mi Fuego gris plata, al menos el color es diferente.


El último deportivo argentino. Renault (ignoro si por vocación propia o por sus fanáticos) tiene esa tendencia a capitalizar ese sentimiento patriota.
Verán, ya en los 70s con la "Misión Argentina" de aquellos Torinos corriendo en Alemania dejaba calado en el sentimiento popular que "Si Ford y Chevrolet eran como un River-Boca, el Torino era la Selección Nacional".
Pero en los 80s el Torino estaba de retirada, había que renovar aire en todas las terminales y Renault recibió aire con Fuego. Sería un ícono de la decada del 80 y tendría su rival: La Ford Sierra XR4.
Rival en las calles, en las carreras... Y en la discusiones de quinceañeras que tenemos los hombres de pelo en pecho:

-La XR4 no es una coupé, es un sedán adaptado!

-La Fuego tiene tren trasero de Renault 12!

-Nonono La fuego es la única coupé deportiva argentina!



Diván de las marcas en la Argentina de los 80s

Chevrolet: Uy que feo! Democracia de nuevo? Me tomo una década sabática y vuelvo para los 90s con los Corsa.

Peugeot: Me chupa un huevo las carreras (léase "no me interesa" para lectores de otros países) Le pongo asientos mullidos y colores lindos a los 504 y 505 y tiro 10 años más.

Citröen: Qué es Argentina?

Fiat: Perché la gente non compra la Regatta? è molto grande? Continuare con la Fiat 128 con molto materiale plastico! Non vendere? incorporare il 147 la linea di produzione!

Ford: Nosotros querer mucha la Argentina, tener muchos años produciendo en ella, nosotros hacemos F100, campo y vaquitas, no Falcon Verde, nunca hicimos Falcon Verde nooo nooo nooo. Miren! Ford Sierra! Redondito! No Falcon! 

Renault: Le nouveau Torino Coupé!!!  MERDE!!! Est horrible!!!

Es que en los 80s cada terminal automotriz llevaba su plan, Renault trató con el Torino, darle nuevos aires y el resultante era un híbrido entre el Renault 18 y la Coupé Fuego, poco grácil de trompa... de costado.... de atrás.... Con muy poca personalidad y dudoso carácter deportivo. El viejo Torino salía ganando quedándose como estaba! No había remedio, había que volver al viejo mundo, a la casa matriz y pedir la Fuego.

 
Moderna, elegante, deportiva, lo mejor a lo que uno podía aspirar, el prestigio vendido por la publicidad hacía estragos en el pensamiento y salían con paso firme a la concesionaria: "Cállate y toma mi dinero!"







Y lo que no pudo la publicidad lo pudo Traverso, haciendo honor al nombre ganó una carrera con el auto incendiado, otra con el tren trasero dañado y los dos neumáticos traseros reventados... 
Los fabricantes sabían las nuevas reglas, en menos tiempo salía un nuevo modelo, la Fuego no contaba con tantos años como el Torino para convertirse en mito.
Imagino el beneplácito de los directores de Renault viendo las proezas de Traverso cada domingo... victorias con sabor a dinero.





Reina en los 80s, en los 90s no sobrevivió al recambio. El último intento, la Fuego GTA Max, resultaba una pasada en limpio de la vieja coupé: Un poco más de potencia, mejor tenida y que pueda alcanzar de una vez los 200 km/h. 
Pero por fuera un par de plásticos nuevos no cambiaban nada. Fueron de interes para viejos seguidores pero al publico general ya no le interesaba, se puso vieja...  Y vieja de golpe.

Vamos con el modelo?


Primero vamos a ponerla en manos de quien no tenía una Coupé Fuego en escala. Se vió favorecido con éste lanzamiento, tiene una linda coupé verde metalizada con varios puntos interesantes.


Las llantas son adecuadas y propias del modelo, el dibujo de los neumáticos es compatible con las radiales con las que venía equipada la Fuego.


Faros traseros en tres tonos, generosos limpiarabrisas y luneta aunque de colocación descuidada.


Opticas delanteras cumplidoras, luces de giro en pieza aparte y faros antiniebla en un tono ámbar. (Algunos reclaman que sean mas amarillos, yo recuerdo que por mediados de los 80s venían un poco más oscuros, tirando a naranja)
En resumen no es poca cosa, es un lindo modelo si no se lo tiene.

Lo que lleva a pensar... Que pasa si uno ya lo tiene? Pues bien, salvo que tenga el fabricado por Solido hace muchos años, arcáico y primitivo el modelo deja que desear...


La luneta trasera sin desempañadores es un canto al desgano, si piensa que estoy pidiendo mucho pues mire esta otra Fuego de coleccionable.
Si a eso le sumamos el brazo del limpiaparabrisas que se resiste a posarse sobre ese vidrio insulso resulta indisimulable.


El encastre no es del todo preciso y la matrícula sufre pegada sin cuidado y con apuro tanto adelante y atrás.


Los interiores son francamente olvidables y por el tipo de tablero ya quisiera ver quien lo mejora.
Las butacas rescatan mucho el aspecto en el interior del modelo, aunque me resultan un tanto exageradas las formas. Son así, pero no en esas proporciones.

Resumiendo: Si ya tenía la Fuego Gris de la colección española verá que ahora tiene una verde un poco mas simplona y con espejos retrovisores duros que insisten en quedarse mirando para cualquier lado. Si tiene la de Minichamps, ahora puede explicar por que pagó tanto por ella.

Punto de vista de quien escribe? Es una Fuego simpática, linda, se ve linda a simple vista y no sometida al macro de la cámara. En la mano todo error se disuelve, todo error es perdonado...

Después de todo, es una Fuego... Y tener dos es mejor que tener una.


Magníficent Reanult Fuego!

domingo, 12 de febrero de 2017

Ford F100 Pick Up (1972) - Autos Inolvidables Argentinos


Repetir no vale dicen los puristas. Es que ya vengo de varios intentos y caigo en el tercero. Volviendo a leer viejas notas de Auto Modellbaus vengo a descubrir que voy por el tercer resumen de la Ford F100 y la verdad es un reto.
Es que en el primer informe me quedé con lo que era la camioneta real, en el segundo me concentré en el modelo a escala y hoy sólo queda ser crítico de aspectos varios. Y cuando digo varios es por que voy a tratar de atajar la jugada en más de un frente.

El modelo: Si bien la calidad general no desentona con lo que viene ofreciendo Salvat trae algunas cosas y vicios interesantes de contar.


El primero es la luneta trasera que es una sola pieza con el panel posterior de la cabina, uno retira los tornillos y cae el chasis plástico junto con asientos, tablero y... Toda la pared trasera de la cabina!


El método de encastre es tipo cajón, es decir unas pequeñas guías a los costados hacen que dicha pared adopte la posición adecuada.

El Segundo punto a considerar es el escaso despeje del piso de la parte delantera, la parte superior del guardabarros cubre la mitad del neumático delantero. Se la nota agachada, baja adelante, como preparada para hacer 0/100 en menos de 10 segundos más que para trabajar en terreno fangoso.


El modelo que se aprecia luce así la primera modificación: Con una vuelta de alambre fino a modo de arandela se elevó la trompa al menos un poco. Por qué no más? Sencillo, a medida que bajamos el tren delantero la parte trasera de la cabina también lo hace dejando una rendija de luz tanto más molesta que el problema original.


Entonces una vuelta de alambre (un clip en realidad) resulto la medida adecuada para suavizar el error de altura sin comprometer tanto la estética de la cabina.
O como dicen: "Es lo que hay"


La pega de los modelos blancos impolutos como éste es que todos los detalles deben estar a la perfección por que la vista va directo a ellos. Así tuve que sombrear la parrilla delantera para darle porfundidad y sacarla un poco de su sencillez cromada.
Respecto a las luces nada que decir por delante ya que esta todo bastante bien...


Y por atrás tenemos la grata sorpresa de ver ópticas traseras como las conocemos y no esas ópticas que tenían los intentos anteriores de origen extranjero como éste:


O como éste:


A la roja la puede ver aquí
Y la de dos tonos aquí

Sigamos con el modelo de Salvat:


Los bajos son interesantes, mucho más detallados que los demás modelos de la colección que sólo detallan el escape. Aunque hay que ser sincero, la vez que ponen un chasis mas elaborado ponen un caño de escape realmente olvidable, por eso no lo detallé en gris.


La caja de carga no presenta dificultades ni errores, la rueda de auxilio se agradece, luce un tanto ancha y la taza que la cubre queda linda pero molesta, nunca una rueda de auxilio llevó tazas por aquí.


Se pintó el tablero de blanco en su parte superior ya que el mismo venía color negro (sin pintar), los cristales siguen siendo flojos. los limpiaparabrisas suman a pesar de que uno esta en una posición digamos... desventajosa. Pero es un modelo low cost, se perdona.


Por último es cosa de eruditos diferenciar los distintos modelos de F100, aquellos pequeños detalles que la diferencian de un año a otro. En Argentina la F100 tuvo varias generaciones (siete por lo menos) pero sobre esta pick up en particular hay un detalle con la parrilla que la diferencia entre los años 71 y 72, así pues la del año 71 (que viene del 68) luce una parrilla de bastones horizontales un tanto más gordos propios de la parrilla de metal y en los años siguientes con una retícula de rectángulos más pequeños.
Así el modelo presente que se ofrece como modelo 73 vendría a ser correcto.

Por otro lado, para ver la del 68-71 tengo éste modelo aún más plebeyo y ordinario:


Es de origen brasilero, tiene retrofricción, pullback, o como quieran llamarle. Notoriamente la escala 1:43.
Párrafo aparte el tema de la propulsión, que acompañada de un rodaje insatisfactorio del eje delantero hace que salga sacudiendo la cabina como si fuera un bicho rastrero...
A todo esto... Un colega una vez me dijo que a estas piezas le retira el mecanismo de pullback por que colecciona "MO-DE-LOS" no juguetes... Espere, espere, más puntos suspensivos... No, no es sufiente tengo que seguir pensando.... Mas puntos suspensivos!...

Es que no se si pensar... Si por sacarle la retrofricción se transforma en modelo...

O si va a venir una suerte de inspector, me abrirá la vitrina y hará retroceder uno por uno mis modelos y cuando esta F100 roja salga como escupitajo para adelante grite "AJÁAAA!!!"



Párrafo aparte, la F100 en sí misma.  Ya vimos el modelo, otro modelo similar y peculiaridades de los mismos pero la F100 en Argentina gozó de una extensa publicidad que la hizo sinónimo de vehículo trabajador.
Un vehículo de ADN yanqui y como tal un canto a lo obtuso, motor grande, sobrada potencia y prestaciones que no guardaban relacion con las dos primeras características.
Es decir, uno admiraba la F100, la tiraban de un avión y seguía andando, tiraba vagones de tren, era toda potencia... Pero se le cargaba mas de 1000 kg en la parte trasera y se bajaba notoriamente. En la vida diaria jamas se tiraba de un avión y ningún propietario recibió un llamado de Ferrocarriles Argentinos pidiéndole ayuda.
Pero la potencia estaba y el consumo desmedido también, ese seis cilindros naftero hacía que pase el verdulero hechándole baldazos de nafta al carburador para llevar cajones de fruta y que muchos viajen con "sobrada potencia" como cualquier hijo de vecino ya que tampoco se traducía en velocidad. Pero en definitiva el consumo es lo que más penalizó su carácter utilitario siendo lo más común el cambio de motorizacion por un impulsor diesel, generalmente Perkins ya fuera de fábrica hasta que la misma Ford las ofreció Diesel.

Por eso esta Pick Up es inseparable de su némesis: El Rastrojero. Vehículo de trabajo real que costaba mucho menos que una F100, con comodidades similares y motor diesel, vehículo tanto más pequeño y que cargaba cualquier cosa y con un costo operativo muchísimo menor. Es decir, un verdadero utilitario. 
Argentina le debe mucho al Rastrojero, en silencio, trabajó mucho más que esta pick up pero la publicidad hizo lo suyo hasta el día de hoy.
Ojalá la colección de Salvat le dé el lugar que se merece dentro de la colección, son pocos los vehículos que se hicieron fama por su uso y no la publicidad.

Una vez más, todo por ustedes...



Magníficent Ford F100!!!