Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

sábado, 14 de julio de 2018

Mercedes Benz 608 D - YPF (1973) - Vehículos Inolvidables de Reparto y Servicio


Nuestra petrolera de bandera. Luego de un desliz con Amargo Obrero la colección vuelve a apuntar a los grandes íconos de nuestra historia, primero fué el Automóvil Club Argentino (A.C.A.) luego le siguió ENTel y hoy es turno de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).
Claro que uno pensaba en un utilitario más acorde a nuestra memoria además de que sea representativo de YPF: el combustible para automóviles.
Dar una respuesta positiva implicaría un camión cisterna con acoplado con los logos históricos de YPF, una delicia, una maravilla, quizá algún día lo hagan pero hasta el momento no incurrieron en grandes vehículos de carga.
Pretender pasar a un camión con acoplado de golpe rompe el esquema que vienen siguiendo a rajatabla en países donde ya vienen comercializando colecciones hace años: Primero vehículos, luego utilitarios, siguen camiones sin acoplado y por último tendríamos con acoplado.
De menor a mayor, como la red de un pescador se va captando coleccionistas y a la vez formando nuevos, creando una cultura, una costumbre, un vicio o una manía  de adquirir modelos a escala de  manera periódica.


Así el orden de las cosas, la receta inalterable permanece tranquila como el agua de un estanque frente a la urgencia: Hay que sacar un vehículo de YPF y no se tiene un vehículo de gran porte y no se puede esperar un camión con cisterna para recién incorporar a YPF.
Estirando por un lado se llega al Mercedes Benz 608 que se las ingenió para entrar dentro de la misma base de los demás utilitarios, la misma utilizada por un auto por ejemplo.
Por el otro lado YPF mantiene cerrada la puerta dorada de sus naftas que brindaba en sus estaciones de servicio, pero estira la mano en su diversificación de productos, ya que además de naftas tenía una línea de lubricantes, kerosene, nafta de aviación, insecticidas y un largo etcétera.
El 608 venía como anillo al dedo como reparto de insecticidas en aerosol, como cualquier vehículo de reparto citadino, también serviría para una versión de camión kerosenero, pero la configuración que se muestra salió de la galera: Nafta de aviación.
Permite lucir el logo en las puertas, la caja de carga es reemplazada por una cisterna y una estación de bombeo, una rareza, una sofisticación, dice YPF por todos lados, lleva combustible, todo lo necesario para cumplir con ambas premisas antes dichas, traer a YPF y a la vez no usar un gran camión.


Así llega este camión como sobredosis de exotismo vernáculo. Y si su singularidad es reconocida a nivel local vale como rareza en el mercado internacional.
En materia de vehículos a escala lo extraño suma méritos. Por otra parte, cuando se trata de camiones son dos los elementos que se evalúan: Por un lado el camión y por otro su aplicación, es decir, que uso se le dió.
Aquí tenemos un Mercedes conocido en muchos países y un uso que lo hace único, no me extrañaría verlo a la venta en el mercado europeo ya que hay muchos seguidores de la marca de la estrella.


El único elemento metálico del modelo es la cabina, el resto al ser de material plástico deja al modelo con muy poco peso en la mano, incluso transmite una sensación de fragilidad.
Un chasis largo que va de punta a punta y tres cuerpos independientes van atornillados sobre el mismo: Cabina, el gabinete donde está la bomba y cisterna.
Es un equilibrio delicado, en la unidad recibida la torsión de los tornillos y la maleabilidad del material plástico lleva a que los tres elementos no compartan la verticalidad y no luzca tan bien como en las fotos de la editorial.
La cabina con tendencia recostarse hacia atrás y la cisterna hacie el frente, siendo el gabinete tan geométrico y separado de ambos elementos ponía en evidencia la curvatura del chasis. Se agregaron suplementos en cabina y tanque para lograr que las franquicias a los lados del gabinete luzcan como si los tres elementos estuvieran paralelos.


Es un gabinete simple, considerando que es plástico se podría haber representado semiabierto mostrando un poco de su contenido.
Pero que contenido? Es escaso el material fotográfico de éste camión, tan sólo se encuentran algunas fotos para poder apreciarlo de lejos, pretender una visión exacta de su interior resulta una tarea muy tediosa y poco verificable.
Por otro lado las formas que podría dar el plástico nos daría un modelo con más espíritu de juguete que de réplica a escala.


Bajo ése criterio fueron intervenidas las ruedas, con llantas tan blancas da la impresión de camióncito comprado en un supermercado.
Ojo! No confundir! Las llantas son buenas, son correctas y tienen buena matriz, pero en su estado prístino, en su blanca condición y sumado el brillo típico del plástico deja esa sensación, hay que marcar tuercas, ensuciar y ganar realismo.


Mismo criterio se podría aplicar a la parte superior del tanque aunque se debe considerar otro elemento: En éste tipo de vehículos y más en el mantenimiento de los mismos, cuando se pinta de blanco se pinta de blanco.
Todo blanco y luego se van despintando los elementos que sufren manipulación y uso como las manijas y peldaños de la escalera.
El blanco despintado, el blanco usado me resulta poco agradable a la vista y lo mejor es respetar al modelo como blanco recién pintado.


Las luces traseras son muy agradables aunque para el año 73 creo que no estaban disponibles comercialmente.


Como los espejos de color negro, yo apostaría por unos de aluminio o chapa.
Son detalles un tanto anacrónicos pero lucen bien, no deja de ser un modelo 73 por tener los mismos, además no se especifica que momento de la vida útil del vehículo representa.


Las luces de posición del techo no son notorias con el modelo en la mesa, pero vistas con varios aumentos como en la foto lucen muy bien, un encastre muy preciso.


Y un interior adecuado ya que al tener una gran superficie vidriada la cabina es muy accesible con la vista.


Incluso se puede fotografiar el tablero desde angulos que en otros modelos sería imposible. Los transparentes no son de la mejor calidad, es una constante en la colección y en modelos como éste  se pasa apuros, aquí se hizo lo mejor que se pudo, se los limpió y luego un poco de lustra muebles en aerosol para disimular las marcas en los mismos.


La parrilla delantera es muy cumplidora, de formas correctas, con barrotes que son barrotes y una estrella adelante muy buen proporcionada.
Ya si la insignia de Mercedes fuera cromada entrabamos dentro de lo que sería una maravilla o un modelo premium.


No faltará quien reclame la insignia más pequeña de Mercedes aquí representada por un punto gris. Hay antecedentes que dejan en claro que es posible pero no siempre recurren a ese detalle.


Las ópticas de dos componentes son dignas de elogio, al parecer su colocación de trabajo ya que no se puede encastrar del todo bien.


Las luces de giro hacen juego con las del techo, son las primeras que pierde el modelo cuando quieren "simplificar" su producción reemplazandolas por unas pintadas sobre la carrocería.
Verlas es buena señal, significa que apuntan a un producto de cierta calidad y no un producto básico.


Además en un proceso de simplificación las sirenas no tienen base metálica, son el plástico traslúcido sobre la carrocería y punto. Así, este 608 sigue sumando.


El toque de color lo da el caño de escape en esa posición poco ortodoxa. Siendo un transporte de combustible evita elementos que sean fuente de calor en la parte trasera, en una posición tradicional iría por debajo del chasis y asomando a unp de los lados, debajo del tanque con combustible de aviación.
Aprovechando el despeje del suelo se dispuso el silenciador de manera transversal sumando un tramo para que evacúe los gases hacia un costado detrás de las ruedas delanteras.


El modelo trae el escape en color negro, darle carácter metálico resultó en darle más presencia y hacer más interesante el frente del modelo. Así a la particularidad del uso de este 608 se suma esta especificación de seguridad que le otorga un aspecto muy particular respecto al mismo modelo utilizado para transporte de cargas generales.

Original, extraño, rareza... Condimentos que no son suficientes pero son tan necesarios para hacer un modelo codiciable.

Si en la olla del brujo que funde zamak se agregara estas características, sacudiendo saleros encima del material fundido, saldría este camión, de eso no tengo dudas.


Magníficent Mercedes Benz 608D!!!



lunes, 9 de julio de 2018

IAME Rastrojero (1952) Autos Inolvidables Argentinos


Las premisas eran claras: Fabricar un vehículo de carga que sea fácil de mantener, de bajo consumo y a la vez con la suficiente potencia para trasladar kilos extra, robusto, que cueste poco producir y que sea lo más barato del mercado.
No era un capricho, tampoco se trataba de un fábrica de vehículos tratando de ganarse un nicho comercial, se trataba de un plan de gobierno: Crear un fábrica estatal (IAME) que daría trabajo a un gran número de gente y a la vez sus productos como éste Rastrojero daría más trabajo y facilidades a sus propietarios. Una fábrica que da trabajo y produce herramientas de trabajo como éste Rastrojero... La idea era brillante, quizá hoy no sería del todo práctica pero en su momento lo fué.


Para tomar una idea aproximada o trazar una equivalencia, un vehículo de carga es más caro que el vehículo promedio, no más caro que los topes de gama pero sí tiene un costo superior a un "mediano".
La irrupción de éste vehículo supone la oferta de un utilitario de gran capacidad de carga a un costo menor que un mediano promedio. Si se piensa en las sucesivas generaciones de Rastrojeros y los años que fueron producidos, no basta con pensar que de 0km eran más económicos, también dominaban el mercado de los usados.
Empezar con un Rastrojero, pasar de un Rastrojero a otro más nuevo o comprar otro y tener dos trabajando, con el Rastrojero nació la idea del Flete como empresa familiar.


Poco tiempo atrás mostramos un Rastrojero y hoy estamos con otro. A vuelo de pájaro todo indicaba que iba a ser el mismo molde para dos versiones del mismo utilitario, la sorpresa es que son dos vehículos distintos ya que éste es la primera versión y el anterior la segunda, algunos exquisitos dirán que entre ambos hay otra versión aunque son variaciones de la parrilla delantera.

Pero aquí, viendo éste Rastrojero en su versión primera, las diferencias pasan por otro lado además de la estética del frontal, la particularidad del primero respecto a los siguientes es que fué el único con motor naftero, siendo la versión diesel incorporada dos años después de su lanzamiento.
De más está decir que el gasoil fué la redención para éste vehículo, incluso me animo a decir que hubiera pasado sin pena ni gloria de no cambiar de impulsor.


Suena el teléfono, el mensaje fué claro, que siga con paralelismos. A mediados del pasado siglo, donde la mayoría de las economías eran cerradas y los países poco industrializados dependían de importaciones o radicaciones de empresas extranjeras, en ese contexto, el Rastrojero fué nuestra versión criolla del Ford T.
A diferencia del auto de Ford no fué transporte de masas, pero fué el medio por el cual las masas se dedicaban al transporte.


La versión primera, parabrisas dividido en dos y un sólo limpiaparabrisas del lado de conductor. Ahora sabe la diferencia entre "lo justo" y "lo mínimo"?  Versiones posteriores ya incorporaban el otro limpiaparabrisas pero éste... Éste es primitivo, contagiosamente primitivo.

Bien puede sumarse a mi rústico sentir, imagíneme pasando el frío con una fogata de blísters abiertos
mientras camino sobre una alfombra de piel de coleccionista novato como si fuera la de un oso...

Salvaje, rústico, elemental, primitivo... Las mismas palabras que llegaban como respuesta a mis primeras cartas de amor se aplican a éste Rastrojero.


Pero de la elementariedad salen cosas buenas, como éste caño de escape totalmente separado del chasis, una maravilla que dió gusto detallar en gris para hacerlo más notorio. Nominado al Caño de Escape del Año modellbaus.


Primera versión de un rústico, la luneta trasera quedaba semiescondida por la caja de carga. Una nota a tener en cuenta, el único utilitario con caja de madera que se ofreció en Argentina fué el Rastrojero. Las demás pickups venían con caja de metal.


La altura de la caja es llamativa, pero buscando fotos del primer Rastrojero resulta correcta, el modelo luce una de plástico, voluntariosa, busca tener el aspecto de madera marcando sus vetas características.


El piso de la caja también, pero las caras internas de las barandas lucen lisas, perfectas... Y aquí, justo aquí, lo perfecto es malo, ver esas aristas tan exactas dan ganas de maltratarlas con algo.


El espejo retrovisor es muy adecuado, de brazo largo para extenderlo en caso de llevar carga que obstruya la visión.
Es un modelo de pocos insertos, pocos pero buenos.


Incluso la insignia estaba en su fase primitiva, conformada como se ve con una R y una D (Rastrojero Diesel) Luego se le daría un toque estético a la misma manteniendo las iniciales pero superponiéndolas un poco.
Momento! Entonces ésta unidad es diesel? Pues sí, si mira la insignia es diesel... Y si mira la base que dice 1952 es naftero.


Mejor mire la tampografía lateral que dice "RASTROJERO" en eso estamos todos de acuerdo. Modelo en mano no se puede leer, es muy pero muy pequeña.


Las ruedas son efectivas, no tiene detalladas las tuercas pero sería un detalle muy fino, las formas de la llanta son ejemplares y dignas del modelo. El neumático por otro lado tiene la medida correcta con el dibujo correcto.


Los elásticos de la suspensión trasera asoman por detrás y suman realismo.
Lo que brilla atrás del paragolpes es la rueda de auxilio sin dibujo, algo comprensible si fuera parte del chasis del modelo, pero es una pieza aparte, si ponían una rueda de las que van en los ejes quedaba perfecto y no tenían que hacer OTRA pieza.


En la retaguardia no tiene nada llamativo, modelos siguientes del Rastrojero llevarían escrita la marca sobre el portón.


Las ópticas traseras simples a primera vista tienen líneas verticales, una sorpresa bien guardada.


Terminó siendo resultón, tanto el vehículo real como el modelo, del vehículo real sólo el tiempo fué necesario para mostrarse fiable y duradero, los años pasaron y su reputación fué bien ganada.
El modelo tenía un serio reto, representar a un vehículo emblemático y bien conocido por todos, sin margen de error.
Aquí está, con la prueba superada, tan sólo con dos detalles, el interior de la caja y la rueda de auxilio, detalles que se permite el fabricante para trazar una diferencia con una posible versión premium. Nada fuera de control, incluso el color...


Magníficent Rastrojero 52!

domingo, 1 de julio de 2018

Peugeot 403 (1960)


 Volver a reseñar el 403, juro que si fuera otro auto tiraría la toalla ya que ésta es la séptima vez que lo hago, no voy a entrar en detalles de reseñas anteriores, bien pueden dirigirse al vademécum de modellbaus buscar Peugeot y encontrar cada una de las notas. En algunas apunto mucho al auto, en otras al modelo... Esta vez pasaremos por ambos mundos, auto y modelo.

Nota especial, felizmente demorada por la no disponibilidad del modelo. Ud. pensará: Felizmente... Demora del modelo... Algo esta mal.

Por claridad, no importa si alguien tiene diez, cien o mil modelos, SIEMPRE son más los modelos que no se tiene.
La cantidad de miniaturas fabricadas hasta hoy escapan a todo análisis, sólo piense en todos los modelos que se fabrican actualmente, los que se dejaron de fabricar y cuántas generaciones de modelos con sus modos de hacer respectivos a cada época existen... desde 1910 a la fecha, ya que modelos existen desde el primer automóvil.
No tener un modelo se podría decir que es el estado natural de un coleccionista, se lleva, se resuelve o se resigna pero es una constante.

Ahora contar con un modelo que por redes sociales se ve que tienen miles de personas quita emoción incluso la valoración que uno hace del modelo...  Pero NO tener un modelo que por otro lado tienen miles da la sensación de estar separado del malón de coleccionistas, desplazado, discriminado si se quiere.   No en vano uno lee desgarradores reclamos de coleccionistas del norte y sur del país que no les queda otra que llevar sus colecciones adelante comprándoles a revendedores.


Pero felizmente éste 403 se demoró, no les voy a mentir, que no llegue fue algo molesto,  pero cuando me tocó el turno de reseñar el Fiat 128 IAVA (Entrega siguiente de la colección) empezaron a llegar mensajes y eso terminó en ser la parte feliz:

Hasta ayer recibí mensajes apuntando el faltante de esta nota y de paso algún saludo... Gente! Gente que pasa y lee! Gente que no encontrará en los comentarios bajo las notas.
Aprobación, aliento, saludos le hacen bien a uno... Pero los rabiosos reclamos por la nota faltante como si uno fuera la mismísima Salvat termina siendo un mimo! Uno piensa en alguien entrando aquí una y otra vez para salir chistando...

No esta la nota del 403!

Espero hace meses la nota del 403!

A Usted no le gustan los Peugeots??? Por que discrimina el 403!!!

Los reclamos visto así son el mejor elogio.

No me diga nada! Tienta, tienta mucho no hacer esta nota para seguir recibiendo esos mensajes. Sepa que a medida que la escribo soy consciente de que estamos cerrando un ciclo en este momento: Para los que reclamaban la nota termina la espera y para mí terminan los "reclamos"... Ojalá esté equivocado.

El Auto


El 403 es el primer Peugeot que se conoce en Argentina, existen algunos modelos anteriores como el 202 de origen importado que no hacen número suficiente para ser tenidos en cuenta. Es con el 403 que empieza la historia de Peugeot en el país, el primer capítulo de los 3 primeros capítulos fundamentales: 403,404 y 504.

Con esos tres modelos Peugeot cubrió desde 1960 a 1980 su oferta y fueron la base de su reputación para el público local. Aunque uno trazaría una línea fuerte separando el 403 del 404 y 504: Mientras el 404 y 504 tenían una mecánica similar cuando no igual (usan el mismo motor con distinta cilindrada y el primer 504 directamente era un 404 vestido de 504) El 403 no compartía nada con sus sucesores, siendo lo único en común la medida de las llantas de tres agujeros de 15 pulgadas.

Si aparece alguno dudando ya que la T4B (Pick Up del 403) se hizo hasta los 70s y sí compartía cosas con el 404 debo decirle que la T4B tiene el motor del 404 directamente pero... NO ES EL 403.

El 403 tiene motor diferente, el motor del 403 vino con el 403 y se fué con él, motor vertical con tapa de aluminio posición longitudinal, bien a la vieja usanza. Por otro lado el 403 fué un capitulo corto de Peugeot, arrancamos en 1960 pero para 1965 esta de salida, las puntitas de los guardabarros del 404 ya se ven en el 66 y el 504 en el 69.
Ahora piense, capacidad productiva y demanda siempre es menor cuánto mas retrocede los años, la cantidad de 403 es sensiblemente menor a sus hermanos. Ya en los 80s no se conseguían repuestos con facilidad y hoy pretender restaurar uno es quizá posible sólo mediante el uso de ebay france... Si es que encuentra algo.



Para otros el cuentito era más simple: Dos Peugeot, 504 el lindo y el viejo era el 404 "el puntudo" el que empieza con "4". Si se pregunta como lo sé es por que aprendí a manejar en un 403:

-En que aprendiste a manejar?

-En un Peugeot 403...

-Ahhhh el de las aletas!

-No, ese es el 404... Yo aprendí en un 403.

-A ver esta el 504... Y el anterior es el 404!

-Sí! Y anterior al 404 está el 403!

-Mmmm no sé... Yo sólo ví 404 y 504...


Cómo es aprender a manejar en un 403? Nada de otro mundo, quizá lo más elogiable es que luego de manejar uno de 1963 es que no ofrecía nada de otro mundo, es decir del mundo que vino después. Los contemporáneos ofrecían experiencias de manejo bastante dispares: Mientras el Falcon te daba 3 marchas, Renault te daba motores que andaban cerca de 1000 cm3 y AutoUnion brindaba la emoción del 2 tiempos... El 403 venía con motor 1600 cm3 y cuatro marchas.

Tenía soluciones a la antigua como los frenos a cinta delanteros y la suspensión delantera por medio de paquete de elásticos... Pero eso no afectaba la experiencia de manejo... Salvo días de lluvia que tenía que darle al freno para secar las campanas luego de pasar por alguna esquina con el agua arriba de la vereda.
Pero si vamos a los primeros años de la década del 60 mientras en la calle circulaban vehículos que trataban de ser un automóvil, de construcción espartana y precaria, microcoches experimentales y  gigantes americanos, irrumpir con esté francés fué desde el inicio el glamour absoluto:

El techo corredizo, el mismo sistema fué usado en el 404 y 504, tuve un 504 y puedo dar fé que hasta usaba la misma palanca en el techo.

Las butacas extremedamente cómodas junto a una suspensión efectiva daban confort más de lo esperado.

Sus luces amarillas lo distinguían del resto, incluso despertaban preguntas: Por que amarillo? Por que es francés! Y no me va a creer pero la gente escuchaba esa respuesta y era suficiente!

Un intento temprano de seguridad? El Tablero acolchonado en la parte inferior y superior.

Carga de combustible disimulada en la óptica trasera izquierda para cuidar las líneas exteriores del auto y un baúl espacioso.

Pero el tablero de instrumentos escrito en francés fué a mi gusto lo más motivante: Además de ser muy completo uno se fijaba en el nivel de combustible y leía "carburant" luego la temperatura "eau" y la luz roja de presión de aceite "huile"... El amperímetro decía "amperes" lo dejé aparte por que no había una marcada diferencia idiomática.

Ud. va en su coche francés, manejando una tarde gris de garúa otoñal con sus luces amarillas, va tranquilo, cómodo, elegante, leyendo eau... carburant... huile...  No importa que esté en un páramo perdido del interior de dos manzanas, el 403 se lo hace ver como una película de Alain Delon.


Modelando

Las líneas de texto ya gastadas para describir el 403 y sus puntos fuertes nos abren el terreno para evaluar el modelo, lo primero que perdemos es el techo corredizo, ver esa bocha azul, brillante e impecable nos lleva a éste error tan habitual: Lo raro, eventual, es que Peugeot no ponga el techo corredizo, éste accesorio se quitaba para vehículos flotilleros o de trabajo y no siempre.
Como el 403 no tuvo el destino del 404 de ser usado masivamente como taxi, su versión "trabajadora" no existe, siempre se ofreció para uso particular con todas sus bondades.


Correctos los limpiaparabrisas, ví modelos con otra configuración de los mismos (que van del centro hacia los lados) seguramente de alguna versión europea, aquí el 403 los llevaba así.
Faltan cromados en los marcos de las ventanas pero hay que recordar que es un modelo low cost y algo se debe perder, un detalle tan delicado es casi lógico que se pase por alto.
El espejo retrovisor interno bien, cumple en sus formas redondeadas en sus extremos y sin entrar en discusiones con el espejo exterior ya que el mismo no los trajo nunca de fábrica.
Las transparencia de los vidrios es decente y las medidas del ventilete en la puerta del conductor se ve "algo" grande pero dentro de los márgenes de aceptabilidad.


De lado puede apreciarse algo distintivo de la versión local: las dos líneas cromadas. Es el primer 403 que poseo con ambas, los otros modelos generalmente vienen con una sola, la de arriba, que va del parabrisas a la luneta trasera.
El listón de abajo lo hicieron más grueso y es correcto, marca la línea del zócalo.
Baúl sobredimensionado la relación del mismo respecto a la trompa es del 50% aproximadamente.
Hay un falla de cálculo entre la carrocería y el inserto trasero, si se quita el mismo y se pintan las luces traseras sobre la carrocería (a la vieja, muy vieja usanza) puede llegar a recortar un par de milímetros críticos al baúl.
Otro error de matriz son los remates rectos de los guardabarros, sobre todo en la trompa, debajo de las ópticas debe tener una leve inclinación hacia atrás, debido a ese error la trompa luce chata.


Un leve giro ilustra un poco más, nótese como asoman las luces traseras como si fueran aletas, otra solución seria reducir el espesor de los insertos y volver a ponerlos, aunque no achicarían mucho el volumen del auto.
Al paragolpes trasero se lo ve masivo, y vencido por tanto peso y sería políticamente correcto enderezarlo. Pero en el auto real los paragolpes eran tan pesados y macizos que el peso de las puntas (ayudadas por algún empujon de estacionamiento) los terminaba llevando a esa posición.


Flojo de insertos, la luz de la patente se hubiera agradecido que fuera así, la manija del baúl es casi inexistente pero está abajo de la patente.
No es una falta que no esté pintada, venía del color de la carrocería. Error de diseño, la gente terminaba usando el plafón de la luz de la patente para abrir y cerrar el baúl.
Dicho plafón venía con un acrílico/plástico traslúcido en toda su parte inferior, nunca pude verlo en persona ya que al usarse de esta manera siempre terminaba roto, cortaba los dedos y terminaba por sacarse.


En conjunto y depende de dónde se lo mire el conjunto del baúl puede llegar a ser aceptable, siendo sus vistas menos gráciles la lateral y superior donde acusa su longitud.
Ahora, si usted nunca vió uno de éstos en persona (vamos! que ya estamos en el 2018!) bien le puede resultar suficiente una reproducción así.


Le decía que si Usted nunca vió uno de éstos en persona (para mantenerlo anestesiado) y le gusta éste 403 así como lo vé, entonces le puedo asegurar que si ve al real se enamora.

Adelante los paragolpes son correctos, muy correctos, lo más rescatable del modelo, sobre todo los delanteros, ya que la forma de las uñas son precisas, pero además tienen marcado los cuatro bulones cabeza de tanque que sujetan el mismo al alma del paragolpes.
Nominado al paragolpes del año sí señor.


La parrilla del auto la constituyen cuatro componentes: un marco cromado, una malla metálica asida al mismo y un bigote cromado con un marco más pequeño que lleva en el centro el emblema de Peugeot, el cuarto componente.
La malla metálica está muy bien reproducida, el marco no tanto ya que es más ancho y es oblicuo hacia el exterior como si fuera un embudo, aquí se ve recto como si fueran las paredes de un tubo.
El emblema de Peugeot y el bigote son dignos.
Las ópticas son importantes, generosas, a sabiendas que nunca las pegan bien yo las hubiera hecho lisas, por suerte, modelo en mano, no es tan notorio el detalle.


Las luces de posición y giro son de color transparente y correctas, pero muy chatas, son protuberantes, lo suficiente para hacer juego con las ópticas principales.
Aquí la matriz pasa factura ya que deberían ir mas atrás para dejar lugar a la "correcta" entre el guardabarros y el paragolpes, quizá sea ésa la razón de que sean chatas.


La línea cromada del capot es pintada en su parte recta y tiene un inserto para rematar adelante, punto sensible del modelo y paso obligatorio de la mirada.
Culpas compartidas, la tampografía de 403 es alta, la tipografía de los números de Peugeot en ese tiempo era de números anchos y chatos, al usar tipografía distinta, estándar, ocupa más lugar hacia arriba.
Por otro lado el inserto baja mucho y entre ambos no sólo extinguen el espacio que los separa sino que se superponen.


Adentro es tierra de buenas intenciones, tablero azul, volante blanco, tapizado azul. Se rompe la costumbre del plástico negro. Notoria la columna de dirección con la palanca de cambios y el comando de los giros.


El volante esta colocado muy bajo, desarmando el modelo y doblando plásticos puede buscarse una mejor posición.


Las butacas lucen un tapizado distinto al original, quizá el auto que sirvió de modelo estaba retapizado. El tapizado original es simple, sin molduras lo único que tiene es el detalle de usar dos tonos de cuerina. Igual, si se los pinta en tono marfil quedan espléndidos.


El caño de escape no se encuentra, es una moldura tímida en el chasis plástico.


Las ruedas por otra parte son sobresalientes, la llanta de chapa con orificios largos están reproducidas a la perfección, las tazas son correctas y el tamaño de los neumáticos adecuado. Junto al paragolpes son lo mejor del modelo.

Voy a atesorarlo, ya que mi vínculo con éste auto me lleva a tenerlo de manera repetida, podrá ver que no fué retocado en ninguna parte, ya que en mi caso respeto esta versión o interpretación del 403.

Qué caso tendría modificarlo, buscar correcciones para lograr (si tengo suerte) una versión mas exacta? Pregunta que uno se hace cuando tengo un modelo azul... bien azul y con ópticas amarillas, otro con el techo corredizo y otro de proporciones magistrales pero extra añejo...

Quizá debería hacer una mezcla de todos, tomando lo mejor de cada uno, buscando una mezcla de fabricantes que no encajaría nunca. Pero si fuera posible éste 403 que vemos pondría las ruedas y los paragolpes.

No es el 403 definitivo, puede lamentarse más si piensa en todos los otros intentos de 403 anteriores de otras marcas.
Incluso Norev sacó uno muy interesante, el más logrado, pero usa otra parrilla, la que no lleva el bigote, misma parrilla que tomó Solido para sus modelos y que nosotros conocimos recién en la PickUp T4B.
Dichos modelos son excelentes pero a gusto local son autos con trompa de camioneta.

Así las cosas, si se piensan en los que tienen su primer 403 gracias a Salvat, es un modelo bueno, por que es mejor a no tenerlo.
Si se piensa en un coleccionista, es otro 403, una curiosidad, una nota de color en el estante de Peugeot junto a sus redonditos hermanos franceses.

No hay muchos Peugeots en la colección de Salvat, ya más de 40 ediciones y tan sólo son tres. Comparados con los otros modelos son bastante "pobres", una pena, ya que son autos muy importantes en nuestra historia.

Queda como deseo que los próximos Peugeot como el caso del 505 y el 504 de 1990 corran mejor suerte, mientras se espera, uno sigue versionando viejas glorias como éste 403...


Magníficent Peugeot 403!!!