Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

sábado, 13 de octubre de 2018

Renault 9 RL (1994) Autos Inolvidables Argentinos


La colección de Autos Inolvidables Argentinos se acordó de la década del 90. Al parecer no van a repetir la experiencia española de hacer dos ediciones y dejar para el segundo tramo vehículos de los 80s en adelante.

Nos toca todo junto.

El Renault 9 toma la punta de una serie de entregas noventosas seguido por un Ford Escort, el Fiat Duna y un tanto más adelante el VW Gol del año 93.
Vamos! Lluvia de ideas! Junto al Ford Escort y el VW Gol podríamos hacer "Varilleros Inolvidables Argentinos de los 90s". Una modesta colección de tres modelos o de cuatro si algún atrevido suma un Renault 12 de los últimos que compartían motor 1.6 litros tipo CHT.


Respecto al auto no guarda mucho para contar, es la historia de un auto promedio, potencia modesta, aspecto modesto, diseño modesto y dimensiones modestas.
Modestia aparte, nada en el Renault 9 pecaba de ser poco o mucho.
Entonces era el auto perfecto! Todo en su justa medida como decía el General! Pues no, no era el auto perfecto, era un buen auto pero de tan modesto la historia le pasa factura.
No descollar en nada hace difícil la tarea de tirarle flores, no era el más rápido, el más equipado, ni el más pintón... Para colmo el rubro "El más barato" lo monopoliza Fiat para escusarse de esas cosas que fabrica.


Si fuera un equipo de fútbol sería como Belgrano de Córdoba, eterno en la mitad de tabla hasta que le queda obsoleto el plantel y se va sin pena ni gloria. Ni campeón ni el peor. El auto tibio que vomita Dios.
Tuvo que esperar a que se deje de fabricar el Renault 12 para ser tenido en cuenta de manera seria con un extraño juego de palabras:

El Renault 12 ahora trae el motor del Renault 9...  Así se dijo cuando vino la última versión del doce, mostrando que se actualizaba tecnológicamente.

Cuatro años mas tarde cuando se retiraba el Renault 12 de producción quedo como heredero de su puesto el Renault 9...

Y como será de bueno el Renault 9 que tiene el motor del Renault 12!

No tiene nada de Renault 12, de aquel auto de fierro no tiene nada, compartió la última motorización pero el Renault 12 se hizo fama con su propio motorcito.


Sedán cuatro puertas con baúl, motor mediano y aguantador fue la delicia de los taxistas que ya miraban con ojos cansados al Peugeot 504.
No llegó a consagrarse como auto familiar ya que su hermano, el Renault 11 era casi idéntico pero se lo prefería.
Como en relatos de envenamientos medievales por la corona, uno iba a la concesionaria Renault y preguntaba por el 12, por el 11... Y luego de ponerse al tanto de los extintos no le quedaba otra que comprar un Renault 9.
Nunca fué el preferido de la clientela de Renault, su primera versión era dramáticamente insulsa con faros simples y una parrilla negra entre los mismos, puede ver el mismo AQUI.
El cambio de parrilla y ópticas nuevas resultaron salvadoras y hasta diría milagrosas para no convertirse en uno de los autos más feos de la marca.


Respecto al modelo tiene dos carencias grandes si se lo compara con el otro Renault 9 que ya formaba parte de modellbaus: Antena en el techo y desempañadores en la luneta trasera.

Es entendible la antena del techo, no puede ser cualquier antena ya que reclama un elemento delgado y muy delicado, viendo los insertos y su contextura escapa a lo que puede hacerse y el resultado seria algo muy tosco.

Pero el vidrio trasero es una cuestión de molde, es inyectar plástico en uno u otro molde, el trabajo es el mismo, el material también... Pero el resultado no.


El interior del modelo es interesante, aunque el tablero propiamente dicho peca en sus formas: Tanto el Renault 9 y el Renault 11 tenían los instrumentos inclinados, como recostados y el acrílico transparente sobre los mismos también. Aquí luce vertical y al ras.


Compensa con el torpedo y una consola central esmerada. Las transparencias, de calidad dudosa como siempre, agregan eféctos ópticos distorsivos al interior del modelo.


No encontraba "la foto que lo tiene todo" pero por suerte ya la tengo.

En esta toma se vé uno de los puntos mas ricos en detalles del modelo: Retrovisores, limpiaparabrisas, rejillas del capot, tablero, volante, butacas y freno de mano...
Insertos, encastres, interior, exterior, todo en armonía, todo presente.


El retrovisor bien, no es el mejor pero mejora versiones anteriores con superficies espejadas más grandes, aunque todavía tienen que "crecer" más.


Los limpiaparabrisas parejos, la tampografía justa, las ópticas decentes, pueden mejorarse estas últimas pero no resulta una necesidad.

La matrícula "gordita" me despierta antojos de comer una torta rectangular de chocolate.

Ahora el trabajo del paragolpes es magistral, que buen tino el tono gris del plástico, que bien detalladas sus formas, sus líneas y la retícula inferior. Lo mejor del modelo posiblemente.

Las luces de giro estan muy bien logradas, tratan de mostrar entidad propia pero quedan visualmente como una prolongación de la óptica, se reprodujo el mismo efecto que ofrece el vehículo real.


La parte trasera también tiene sus atributos aunque respetando el auto original ofrece menos puntos interesantes.
 
El paragolpes es indiscutiblemente bueno, digno par junto al delantero.

La patente lamentablemente es otra torta de chocolate digna de la tortita que está adelante, pero aquí luce más elegante ya que esta embutida y sólo se ve su espesor desde los lados.

Las ópticas son interesantes, un tipo de ópticas que vimos en los últimos modelos, rugosas, que se ven muy bien desde este punto de vista...


Pero no tanto vistas de frente.
Vamos! Usted lee esta nota y no vuelve... Yo tampoco vuelvo... Si lo tiene o planea tenerlo nos queda el modelo en mano, y en la mano lucen magníficas.


Respecto a la tampografía trasera en blanco, tímida, no se sabe si es efectivamente blanca o un color plata muy claro para diferenciarse del color del auto.

Es el color del auto que le hace la vida difícil.

Por un lado podría pensarse en evitar el color plateado en los modelos para lucir mejor las tampografías, pero en es línea de pensamiento todos los modelos serían oscuros y ninguno sería gris.

Por otro lado, éste Renault 9 pedía a gritos ser rojo metalizado oscuro, como una guinda, estaba muy de moda por ése entonces.


El escape asoma perfectamente en el orificio del paragolpes junto a una moldura característica del mismo, es un detalle muy bien logrado y que suma mucho al modelo.


Para los observadores de fotos el techo es angosto.

Para los que tuvieron uno recuerdan que el vehículo real tenía las ventanillas curvas y en una inclinación significativa hacia el centro, por geometría nos daría lógicamente un techo más angosto que el capot y la tapa del baúl.

Más allá de ambas posturas... el techo luce bien, no digo sea perfecto, pero es aceptable.


Eso sí, con la tapa de la carga de combustible se portaron muy mal: Larga como esperanza de pobre. Larga con mala leche. Fantasiosamente larga. Si la original es cuadrada no sé por qué la hicieron rectangular.

Mírele el lado positivo...

Déjeme encontrar uno...

...

Si le pone GNC es más fácil ponerle carga externa!



Los laterales aumentados hasta lo indecible nos deja ver las tampografías de "RL". Un detalle diminuto, a tal punto que se ven los detalles microscópicos de las baguetas prolijamente pintadas.

Las tazas plásticas propias del Renault 9 se encuentran muy bien reproducidas y los neumáticos proporcionados.

En la balanza nos quedan mas aciertos que defectos, errores como la tapa del tanque que tienen que ser perdonados por unos paragolpes dignos de un modelo premium. Ausencia entendible como la antena e inentendible como los desempañadores traseros. Un modelo con altibajos pero que al final cierra con un modesto saldo positivo...

Por que el fuerte de éste auto ya está claro... Ser modesto.


Magníficent Renault 9 RL!



domingo, 30 de septiembre de 2018

Fiat 128 Europa IAVA TV1300 (1978) - Autos Inolvidables Argentinos


IAVA (Industria Argentina de Vehículos de Avanzada) tuvo un fuerte amorío con el Fiat128, si bien era exclusiva de la marca italiana y puso sus manos sobre otro modelo como el Fiat 133, la relación y desarrollo que tenía sobre el Fiat 128 se consideraba hasta natural y lógica.
Dentro de la gama de modelos de Fiat en los 70s, únicamente el 128 tenía la opción de venir preparado por IAVA en grandes líneas, ya que el 133 no ofrecía una plataforma interesante para realizar un deportivo de serie.
En otra ocasión vimos el primero, ahora estamos frente a la última versión. Entre ambos hay una gama de modelos diferenciables principalmente por sus franjas laterales, quizá en un futuro tengamos un ejemplar para ir completando la saga.


Las versiones deportivas de los autos de serie siempre tienen la fantasía de ser vehículos para ser adquiridos en pos del prestigio y un uso deportivo serio. Autos para ser manejados a una velocidad superior al promedio mirando el camino con el rostro inmutable.
En otras palabras uno suponía que si lo usaba para ir comprar pan todo transcurría como en un comercial de TV y la hija de la panadera le haría ojitos vistiendo una apretada calza azul eléctrico y un peinado abundante...
No puedo poner las manos por las hijas de la panaderas, supongo que alguna me podría tapar la boca, pero lo habitual y común termina siendo regla.
La cuestión es que este 128 Europa IAVA no escapa a ese terreno de fantasías y posterior desencanto. Desde el principio, lógica mediante, si uno tiene un vehículo que tiene casi todas las piezas de un 128 es muy probable que tenga después de todo un 128.


Antes que los fanáticos de la marca enciendan sus antorchas debería decir que era más que un 128, pero es muy ambicioso. Prefiero la frase "Un 128 mejorado" que se ajusta más a la realidad, una potenciación modesta y un lifting exterior es una mejora, no otro auto.

Potenciación modesta? Pues sí.  Se podía sacar más al motor obviamente, pero estaba destinado para uso particular, no para correr dos horas terminar una carrera y mandarlo a rectificar.
Tenía que ser un auto apto para uso cotidiano, la potenciación aumentaba su consumo pero tenía que estar dentro de los criterios de razonabilidad. El resultado fue satisfactorio, consumía más que un 128 pero el propietario sabía que era mas rápido y picador que sus hermanos "comunes"


El seguidor de la marca, el Fiatero, pero el Fiatero tuerca queda incomprendido dentro de lo expresado anteriormente, es que su vida es una constante prueba, cada día de la semana es un revival de David y Goliat.
No les alcanza con mostrarse más rápido que otro 128, van a medirse con autos mas grandes, de la marca que sea, no les importa, puede ser una coupé alemana o un sedán europeo, una Chevy o un Ford... Puede ser el ómnibus o el camión de residuos... Una bici... Una anciana con andador... Debe existir una voz interior que les exige demostrar que son más rápidos que todo vehículo de uso urbano que no esté participando de carrera alguna.
Lejos de todo civismo rescatable, en cada semáforo van a acelerar de manera corta y repetida de manera intermitente declarando su intención de salir como trompada cuando de la luz verde...

Ayer con éste auto, despues con un 147, luego con un Fiat Uno... posteriormente un Palio... Cosas de gente joven. Los entrados en años se quejan, incluso los que años atrás hicieron de las suyas.
Cosas de gente joven en un auto joven, auto que es para jóvenes, auto que apunta a ése nicho, auto de uso recreacional y para salidas nocturnas.

Pero además es deportivo!


Es deportivo? Entonces súbase!

Estamos en la Ciudad de Córdoba en los años 80s, día sábado 00:30 hs, en Colón arriba apuntando al centro, agarre el cronómetro, salimos en 3... 2... 1...

00:00 Partida a 4000 RPM estables, se pasa a segunda haciendo chillar las gomas de nuevo...
Me mira con gesto de desaprobación. Acaso no escucha el escape ronco pidiendo que lo fajen?

Meta el cassette en el stereo que me ayuda a saber como voy con el tiempo! Antes de que termine esta canción tenemos que estar pasando por Colón y Santa Fé.
Póngale onda! Cante con voz finita! Boys! Boys! Boys!

03:59 Colón y Santa Fé! Baje los vidrios que estamos entrando al casco céntrico y suba el volumen, ahhh que fidelidad! Le puse tweeters piezoeléctricos! Se nota? El IAVA suena "TSSS TSSS TSSSSS" cuando pasa! Y nos miran! Las chicas nos miran!

04:17 Pasamos La Cañada! SUBA EL VOLUMEN SUBAAA  Atlaaaaantisss is caaaaalling S O S for love! Atlaaaaaantis is caaaaaa... Que me mira así? Mire que lo bajo en Colón y Gral Paz!

No se quiere bajar? Entonces no me cague la noche!

04:34 Curva 90º en Av Gral Paz, Carteles luminosos, neón, tantos colores y Pumper Nic justo en el semáforo peatonal a mitad de cuadra en el centro, el minuto de fama, el brillo merecido luego de pasar toda la tarde encerando el IAVA, el techo del 128 parece un zapatito de charol.

Que se sienta el motor!
Que se sienta la música!
Que se sienta que llegamos!

llegada en 3... 2... 1... Stop!

En la puerta de OK Coca Cola!

Que tiempo hice?

Cómo que no sabe donde dejó el cronómetro!

Y ahora que le digo a la gente!

Estimado lector, verá usted que por inconvenientes técnicos que no viene al caso discutir... Ya verá pasaron cosas y no... no hay datos para compararlo... No podemos valorar el 128 Europa IAVA como deportivo...Pero sí podemos asegurar que era divertido, emocionante y apasionante manejarlo...

Como no va a ser deportivo si es un petardo sobre ruedas! Claro que es un deportivo!




El Modelo

Hereda todo del auto real, llama la atención en cada detalle, si se mira el conjunto de ópticas delanteras los faros auxiliares en plástico traslúcido y no pintados suman mucho a la calidad del modelo.
La luz de giro es cumplidora y la óptica principal hace lo que puede, no es una óptica fácil, lleva ópticas más grandes que el Fiat Europa original y a la vez las mismas tienen un marco negro que "cierran" la adaptación visualmente.
No van al ras de la parrilla, quedan más adelante que la misma... Pero... cuánto mas adelante, para mí les faltó un poco y lucen un tanto embutidas.

Igual insisto, no son fáciles éstas ópticas.


 Buscando más detalle de la parrilla la insignia de Fiat y de IAVA lucen bien, pero escapan a la capacidad del lente.


Vale la pena resaltar la óptica auxiliar y lo mucho que se la valora, ojalá lleguen para quedarse y dejen de pintar de gris las ópticas auxiliares como le sucedió al R12 Alpine.

De paso, el ancho de los neumáticos se ve proporcionado.


 Las llantas IAVA son muy bien recibidas por el modelo y el público general, son naturales a cualquier modelo Fiat que busca un poco de sofisticación.

Pueden sacarle más provecho a estas ruedas sacando otras versiones del 128 IAVA, ya que son las únicas que lo utilizan.


 La franja que va en degradé de naranja a rojo es la más sofisticada de la que tenga memoria en la industria argentina.
Suponían un dolor de cabeza para los chapistas si debían arreglar un choque ya que además de esa fusión de colores en la puerta trasera además se suma la leyenda "TV1300" que complica su reproducción hasta nuestros día en ésta miniatura.


La tampografía salió muy bien después de todo.
Una vista ampliada mas allá de lo normalmente visible muestra que los ceros estan al límite de lo posible.


Del otro lado encontramos el espejo retrovisor que no es de lo mejor... Pero podría ser peor. Conformarse.



En contraste los limpiaparabrisas resultan delicados y acordes al modelo.


La parte trasera tiene mucho que ver con el Fiat 128 Europa original. El paragolpes en negro la línea roja que cruza por encima de las ópticas y la insignia de IAVA lo diferencian. (Si no contamos el color negro del auto que no formaba parte de la carta de colores del Europa común.)

Como táctica de ventas fué excelente, si bien se fabricaban en cantidades limitadas y no tenían disponibilidad inmediata, daban la posibilidad de poner a mano del hombre promedio algo especial.
El abandono de estas versiones IAVA del 128 con la llegada del Fiat 128 Súper Europa con prestaciones similares pero en el vehículo de serie marcó el fin de una era.

Queda como pregunta si un Super Europa IAVA, hipotético, hubiera sido también parte de éste mito...


Magníficent Fiat 128 Europa IAVA TV1300!

domingo, 23 de septiembre de 2018

Auto Unión DKW Kombi - Zenith (1962)


MODELANDO EL MODELO DE MODELLBAUS 

Shh! No diga nada y siga leyendo. En realidad usted no me conoce, aunque los otros seguramente tampoco. Soy Mr. G, vine a visitar al Cabo y aproveché que fué al baño para meterme en su computadora. 
Me dejó mirando la vitrina que tiene, la verdad no sé qué atractivo le encuentra al oficio de amontonar esos autitos tan feos. Quedé horrorizado por esta DKW Komi que tiene, con colores tan propios de taxi porteños que podría usarse para intimidar a los UBER. Pero no es una publicidad ambulante de taxis, sino de la empresa "Zenith", marca acreditada en el floreciente mercado electrónico de esos años. 


Haga memoria, su Tía Clota seguro tenía uno en el living de la casa. Hablando del autito, el Cabo le hablaría de "su herencia europea, líneas propias, muy alemanas, se ve que el lápiz del diseñador estaba cerca de otros diseños de autos y utilitarios destinados a uso popular". Pero no le haga caso, el nunca estuvo en Europa y no tiene idea de eso. 
Hablando del Cabo, me sorprende que tarde tanto, quizás el inodoro le jugò una mala pasada, le puede pasar a cualquiera. Si es así, tengo para rato... 



Aquí el Cabo pondría "El vehículo real es extremadamente espartano en su interior..." En realidad quiere decir que es una porquería que no tiene nada así que ni se moleste en mirar adentro. 
Ahí vino la esposa y casi me descubre, para disimular me asomé a la vitrina otra vez. Disimule usted también y le cuento que en verdad soy un escritor de blogs fracasado, ni yo mismo leo mis escritos. 


Veamos, el Cabo diría "nótese como visto de frente sus caprichosas formas dan la idea de un capot más lanzado". Le cuento que de niño conocí muchos de estos bichos, son contemporáneos a mi afiebrada existencia. Y le juro que no se veían tan lindos como el de la foto, la poca calidad y el mantenimiento escuálido hacían que estos vehículos fueran una ruina a poco tiempo de uso.


Imagínese usar este bicho como furgón de reparto, a la segunda estacionada ya le arrugaba el paragolpes ese negro ridículo de abajo. Compárelo -por ejemplo- con el de una F100, y va a entender que antes de tres cuadras lo perdía en un bache y se quedaba sin paragolpes.


Lo segundo en romperse eran esas ridículas lamas horizontales de color gris, lo cual dejaba a la vista alguna parte del motor del engendro, esta parrilla inferior era de chapa pintada de gris tan berreta que a las dos cuadras ya quedaba en un deslucido color mate y lleno de tierra. Obviamente nada que ver con la reluciente pieza plástica que brilla desde abajo como una sonrisa de conductor de televisión. 

Anótense los artesanos una pincelada de barniz mate o algo que rebaje un poco el tenor de esa sonrisa.
  
Ahí salió el Cabo del baño con una sopapa en la mano, sonriendo forzado. Por suerte lo llamó la esposa y ni se dio cuenta que le estoy sobrescribiendo el post. Le decía que quedaba el furgón sin paragolpes y un agujero negro y feo ahí abajo que mostraba vaya a saber qué intimidad mecánica del fenómeno. 


Por el contrario, más arriba y bien resguardado tenía un capot que contenía las luces. En realidad los faroles estaban sujetos a la carrocería de tal manera que el capot subía dejando los faroles atornillados a la carrocería. Debió ser interesante comprobar el ajuste para que ninguna óptica resulte dañada al bajar el capot de golpe y sin cuidado. 


El conjunto, visto a los ojos de un pibe de cuatro o cinco años, atormentado con las historias del viejo de la bolsa y todo eso, conformaba una suerte de rostro maligno. La visión era dantesca, piense en una cabeza grandota enojada, como el cabo cuando venía del baño, con las luces encendidas haciendo de ojos desorbitados y el agujero de la parrilla semejando una boca abierta.
Agregue la sempiterna nube de humo azulino que siempre rodeaba a estos bichos, que no siempre salía por el caño de escape y le juro que daba miedo. 

Ahí escucho que lo mandaron al Cabo a comprar tomates, tenemos un rato más. Por favor no diga nada y siga leyendo. La delantera está bien resuelta pero falla en un par de detalles que arruinan la vista. Veamos. Las formas son correctas, las luces con aro metálico son perfectas, tienen el mismo efecto de ojos desaforados buscando algún peatón para fagocitarse. 


El espejo retrovisor es mejor que en otros modelos de Ixo pero el cromado (cromado legítimo, no pintura de color aluminio) lo antepone a todo el conjunto y hasta lo hace ver sobredimensionado. 


Entonces más que un espejo parece una suerte de chupetín envuelto en papel brillante o un globo de esos de papel de aluminio que venden en las plazas. 


Ahí regresa el Cabo cargado de bolsas de verdura de dudosa denominación. Se dirige a la cocina a reportar la compra. Tengo que apurarme. Usted también, lea rápido que ya falta menos. 
Por atrás se ve más inofensivo y hasta le diría cumplidor. La matricera es prolija y muestra claramente lo poco que hay para mostrar. La franquicia del portón trasero es una delicia y por esta vez, el fabricante no exageró con la pintura. 



Tiene insertos rojos para las luces; se ven espartanos, tan sintéticos como debieron ser en esos bichos (la verdad es que nunca llegué a ver uno desde atrás porque cada vez que venía uno corría a esconderme atrás de algún árbol). Quedó un paragolpes en falsa escuadra, pero ya sabemos que estos coleccionables tienen esa marca personal.


La tampografìa hace el resto, mostrando una bagueta perimetral que me resulta demasiado linda para un utilitario. 



Gracias a la tampografía también se destaca el picaporte, invitando a abrir el preciado portón. Ni lo intente, ya le dije que adentro no tiene nada interesante. También hay unos catadióptricos pintados pero seguramente el Cabo lo va a llevar directamente al logo de Zenith, con esa Z estirada que tanto hemos visto en la serie de televisión (o Usted nunca miró El Zorro?). 


La patente suma su presencia y agrega valor al conjunto. Si bien es menos notoria, la trasera conforma un cuadro más logrado que la delantera, lo cual es mucho decir.
Viene el Cabo con una cerveza, improvisando su mejor sonrisa, pero ya no tengo tiempo de borrar el último renglón! 



Magnificent DFW Kombi Furgon Zenith!


Al mejor estilo de los viejos Open Modellbaus es que se dejó la nota en manos ajenas, para los que leen modellbaus desde hace poco mas de un año quizá les resulte extraño, pero debo contarles que históricamente fué una práctica habitual.

Open Modellbaus y Dr Modellbaus, Médico Residente. Los dos recursos con los que cualquiera toma las riendas de Modellbaus sólo por tener ganas, sólo por gusto o por entusiasmo.
Haga lo siguiente, permítase un momento de fantasía e imagine ser el próximo Dr. Modellbaus desmenuzando un modelo...  

Dicen que es una experiencia gratificante... Por algo Mr. G lo hace una y otra vez...

Hay una realidad, ya sea en la computadora o en el móvil, el navegador nos da la posibilidad de guardar nuestras páginas de interés
Muchos piensan en el interés de la página, es lícito cuando no lógico, pero también se debe prestar atención cuando se dice "nuestras"

Modellbaus cumple ocho años... Su Modellbaus cumple ocho años.

Lo felicito.