Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 27 de noviembre de 2016

Chevrolet 400 (1962) - Autos Inolvidables Argentinos Salvat 1:43


De la mano del quinto ejemplar de la colección Autos Inolvidables Argentinos llega este Chevrolet 400. Como ya es costumbre, salen y el mismo día se agotan. Sin entrar en el valor monetario cada entrega empieza a valer como cualquier pieza de colección: el costo de conseguirla.
Eso daría respuesta a interminables charlas con colegas respecto de cuál es el gusto de colecciones instantáneas, cómodas, al punto que ni hace falta pensar en la próxima adquisición.
Colecciones que sólo requieren que uno espere con 250 pesos el llamado de ir a buscar el próximo modelo. Colección de la que uno después se sentiría orgulloso, pero claro, mismo orgullo tendrá el vecino pues tiene una exactamente igual y el señor de la otra cuadra saldrá a su jardín sacando pecho con el mismo orgullo de los dos anteriores.


Así y todo se ve luz en la desgracia, hoy podemos ver a los nóveles coleccionistas gastando las zapatillas a la par de los viejos, buscando, renegando, maldiciendo, regateando, negociando datos, canjeando modelos... Lo que en un principio fué un coleccionismo descafeinado hoy es un entrenamiento para nuevos coleccionistas.

"Chevrolet 400 Diecast Collector Trainer" debería decir la base del modelo y no la obviedad de poner "4 puertas" cuando en Argentina no se concibe al 400 de otra forma, siempre fué 4 puertas para todos. Todo lo contrario sería si fuera coupé , eso sería raro, incluso falso, por más que me digan que fulano de tal supo traer uno del extranjero.


Tampoco hace falta ser un erudito para decir que competía con el Falcon, el Valiant, incluso con el Rambler y el Torino en el segmento de los autos "grandes" (dependiendo de los años de lanzamiento de cada uno, pero llegado al punto, todos los mencionados coexistieron y compitieron entre ellos).

La miniatura refleja el 400 original, vale como tal y se incorpora a mi colección con gusto. Uno se preguntará por que no los 400 que sí recordamos como el Rally Sport de colores vivos o el que venía con doble faro tan lujoso, pues bien, esas "argentineadas" no dan la capacidad de "reutilización".

Debería decirse que es la versión "internacional" del Chevrolet 400, la versión original, limpia y valida para varios países. Así pasó con el Falcon y con el Fiat 600, siempre la versión original y reutilizable.
Pero no se amargue, antes no tenía ningún Chevrolet 400, ahora tiene el original... Conozco a varios que el año pasado hubieran movido cielo y tierra por tenerlo.


Y declaro oficialmente: El modelo esta muy lindo.

No fuí el primero en tenerlo, mientras esperaba mi oportunidad de hacerme con él veo críticas no favorables para el 400, sobre todo en el techo, que parecía pisado, achatado...

Bajamos un par de puntos la expectativa, dejamos ilusiones de lado mientras quedo esperando "mi porquería". Incluso luego de comprarla la dejé durmiendo el blíster una semana.

Luego, con el modelo en la mano veo que no está tan mal, es agradable a la vista incluso hay mejoras respecto a modelos anteriores, al punto que apenas darle un tono de plata al caño de escape fué suficiente.
Luego pasar a sacarle las fotos que está viendo, las llantas se ven bien por fuera y son decentes en su lado interior, no como las del Peugeot 504, tampoco desproporcionadas como la del Fiat 600 y con una matriz más correcta que la del Torino.

Volvamos al punto: el modelo está muy lindo, que reproduzca el 400 mas feo es otro tema. Es un modelo que reproduce de manera hermosa la fealdad del 400.


Es en la retaguardia donde más sufro el 400. Nunca me agradaron las ópticas traseras y ese aspecto estéril, insulso, que en este tono de blanco se acentúa al punto de encontrar atractiva la patente. 
Pero repito, si busca el auto original se va a encontrar con lo mismo, los de GM lo sabían, no en vano buscaron salvar la situación con pintura, así hecharon mano al gris plata y pintaban de ese tono a toda la zona demarcada por el marco cromado, en otros casos como el deoprtivo Rally Sport era negro. Cambiaba y mucho el aspecto, pero como estamos ante la version original... a sufrirla.


Si fuera mas angosto y mas alto el baúl, con los mismos ornamentos, tendríamos algo parecido a un Rastrojero Cono Sur.  Pero el auto es así, por lo que los coleccionistas-revisionistas convenimos en decir que es "correcto" dejando de lado las apreciaciones personales de estética.


Al detalle, el brillo de la pintura acusa abundancia de la misma, dando aspecto redondeado a detalles filosos y rectos. Es un punto que no se puede pasar por alto aunque sólo se note en las fotos.
Si está leyendo esta nota en la computadora, el modelo se ve entre un 50 y 100% más grande, es decir, sometemos un modelo 1:43 a verse como un 1:24 o similar.
Todo esto para decir que con el modelo en mano no es tan notorio lo de la pintura.



La vigencia del auto real y mi edad no son compatibles, mi estatura cuando lo veía en las calles era prohibitiva para tener esta vista.
Será por eso que no estoy familiarizado con éste ángulo?
Será por eso que veo un tanto cuadradas las luces redondas? 

Es quizá el aspecto más delicado de todo el modelo, ya que el resto no ofrece "dificultades" por su forma rectilínea.


Todo se resumen a esa noble pieza de plástico cromado que tiene que hacer el trabajo duro: Ser parrilla, soportes de óptica y marcos de las mismas al mismo tiempo.
Por el encastre un 10, la línea de la parrilla y el capot son de una precisión notable.
Por la parrilla otro tanto, digamos un nueve, tiene las formas y aún sin sombreado tiene aspecto de profundidad.
Los marcos de las luces bajarían la nota si uno entra en el error de considerar que hay un sólo modelo de Chevrolet 400 con luces redondas (y se piensa en el otro modelo) Pero como son dos y uno es éste que estamos viendo mantiene la nota alta.

El paragolpe delantero ofrece un par de uñas tan grandes como las que se ven en el trasero, con el aditamento de una barra que va de una a otra uña, es un buen punto a favor y se agradece.

Paragolpes grandes y macizos, uñas de gran porte que respondían a una forma de entender la seguridad, el espacio del auto debía ser sagrado y no se podía dejar penetrar por otro vehículo.

Actualmente con deformaciones programadas, desprendimientos y un largo etcétera quedo en el olvido la teoría del espacio sagrado, vivimos en otros tiempos donde los autos se penetran unos a otros en pos de cuidar la vida de sus ocupantes.
Tiempos actuales, salimos a la calle y en cualquier momento nos toca un accidente: "A mi me penetraron en Marzo y salvé mi vida por ello!" Dijo Don Rómulo de 69 años con aires modernos y gustoso de las nuevas tecnologías...

Y el 400? Pues como siempre:


Magníficent Chevrolet 400!!!

lunes, 31 de octubre de 2016

VW T1 Pick Up (1952) - Corgi (1967)



Cuando en el título leemos dos fechas ya empezamos a saborear modelos añosos, incluso se llega a la costumbre de buscar el espacio temporal entre el vehículo y su reproducción: Es contemporáneo? Cuántos años después salió?
Si en algunos casos dimos con modelos tan viejos como el vehículo representado, hoy estamos cerca, el modelo dista 15 años del lanzamiento del utilitario. Trazando una analogía sería como estar hablando de un auto del 2001 hoy.


Modelo que tuvo su vida lejos de la esterilidad de una vitrina, probó caminos, rescató a caídos en desgracia en interminables juegos y aquí está.
Sorprende por su estado, impensable pintarlo, cada chip da testimonio de la autenticidad de la pintura, es raro, extraño en su concepción pero sumamente atractivo.


El frontal archiconocido escapa a los puristas de la escala precisa, reclamar dimensiones a modelos ancianos es propio de novatos, ni hablar de comparaciones tendenciosas con algún modelo actual.

Son modelos reflexivos, que llaman incansablemente a la imaginación. Uno acude generalmente pensando en las tecnologías disponibles en esos años, imaginando rostros asombrados que quizá miraban un modelo por vez primera.


Como se adivina en las fotos anteriores no es en la cabina donde esta el condimento fuerte. Todo ese plástico rojo en su conjunto tiene grandes ambiciones, una matriz que da forma a un cofre y elementos varios.


Pues bien, cuando se abre el cofre todo adquiere sentido: Bajo el plástico rojo existe otro de color metálico que debería sobresalir entre las cavidades para dar vida a ese completo juego de herramientas.
Digo debería por que asoma de una forma tímida y el ancaje no es perfecto, incluso trate de darle altura, es en vano, sólo rompiendo puede hacerse.
También sobre las protuberancias extrañas hacen de manijones cromados y dan vida a los bidones y latas. Las ruedas de auxilio son un tema aparte y de fácil interpretación.


Sin embargo Usted sigue pensando en la protuberancia posterior... Robusta, metálica y pesada protuberancia posterior.


Extraña protuberancia posterior...


Inexplicable protuberancia posterior...


Bueno ya! Esta suerte de malacate así como lo ven esta trabado...


Dicha traba hace que el gancho conserve su posición, aquí dispuesto de tal forma para no llevarlo revoleando...


Presionando hacia la izquierda se libera el engranaje y el gancho sale a hacer de las suyas, lo que sería el happy hour si se tiene otro modelo para enganchar...
Caso contrario calculo que en el año 1967 habría que insistir a los progenitores de uno para que lo compren.

O a la tía solterona que nos hacía regalos caros!


Volviendo a nuestro ámbito, las ruedas son típicas de la época: remache gordo, prolijo y vistoso como quien les escribe.
Llanta de chapa y neumático de goma, suena como una obviedad, pero en los 70s se perdería esa costumbre para dar paso al plástico.

Para los que se sienten completos leyendo datos específicos del modelo, lo fabricó Corgi (Inglés) Bajo el nombre de "Volkswagen Breakdown Truck" y su número de modelo es el 490.

Modelo completo, reseña completa y se acabó la taza de café...


Magníficent Volkswagen Type2 T1 Breakd...

Magníficent T1!!!

lunes, 17 de octubre de 2016

Fiat 600 D (1962) - Autos Inolvidables Argentinos



Como sucedió con el Ford Falcon, estamos frente al menos representativo de los 600 argentinos. Un simple vistazo a la historia del auto nos dice que el reproducido es el menos conocido. Aún pensando que se comercializó un poco más de dos décadas en el país, es en la segunda, más precisamente a principios de los 70s, que se escribe la historia grande del Fiat 600.


Se vuelven a transitar las mismas sendas de razonamiento donde uno morfológicamente reconoce al 600, es indudablemente un 600, pero gusta más mirarlo de perfil o de atrás ya que adelante se sabe que no está la parrilla que todos recordamos.
Pero es válido? La respuesta es sí, es Válido, es el 600 que se fabricó de 1962 a 1965, con puertas que se abrían en sentido contrario (Bombachero se decía, gracias a las señoritas que usaban polleras al momento de bajarse del auto). También lucía ópticas más pequeñas y viendo el original podemos ver el juego mental que produce: ver las ruedas más grandes, sin medir, sin verificar, en el auto real lucen más grandes y en la miniatura es lógico que suceda.



Tenemos tan grabada la imagen de nuestro Fiat 600 que verlo en una configuración menos conocida, menos comercializada (extinta si se quiere) nos lleva a estas pruebas de lógica y juegos mentales. Entonces uno lo pone junto a otros Fiat 600 de otros fabricantes y sí, son un par de milímetros mas grandes, pero es tan pequeña la miniatura que se nota.


Auto sencillo, modelo sencillo. Gusta dentro de todo, justifica su precio y cumple desde todos los ángulos. Un modelo emocional sin dudas, lo que tiene de simple lo tiene en afecto. No hay historia personal en generaciones de argentinos que no guarden un pasaje para éste auto.


Las ópticas traseras heredadas del viejo sistema de tonalizar plástico cromado la conocemos muy bien, data de la colección Taxis del Mundo o más atrás.
Algo a medio camino entre pintar con rojo sobre la carrocería de zamak y unas luces decentes con plásticos traslúcidos. Como son pequeñas mucho no se nota y hacerlas en dos piezas sería una complicación innecesaria para un modelo low cost.
Es bonito, es chiquito, es simpático, tiene el espíritu del 600, hereda su rusticidad en el interior y su sencillez exterior, lo que se diría suficiente para las aspiraciones del modelo.


 Lo que me molestó es que tenga una óptica mas oscura, pude tener otro en mi mano y tenía el mismo defecto, busqué mil posiciones con la camara para que no se note.
Por otro lado la posición de la matrícula resulta invasiva, pensé en girar el paragolpes, cortar... Pero la disposición de las uñas no es simétrica, se nota cuando se dan vuelta.
La matrícula al final, aunque no me guste donde la pusieron, no falta a la verdad: En autos pequeños por aquellos años era usual verlas colocadas de esa forma.


 Quiere algo lindo? Las luces de giro delanteras, son realmente pequeñas, seguro las pasa por alto en el primer vistazo.


 Me conformé con darle un sutil toque de plateado al escape, cualquier otra intervención no valdría la pena.
Por otro lado, como dato accesorio, éste el número 4 de la colección y resultó mas esquivo, al parecer se calculó la demanda de los mismos trazando una curva distinta. El interés por los modelos sigue, pero frente a tiradas menores la frustración aumenta.


Sonrío, pienso en coleccionistas nuevos y sonrío, pero no con maldad, ya que descubren la esencia misma del coleccionismo.
Algunos habrán hecho el camino de siempre y lo consiguieron sin más, otros tuvieron que recorrer varios kioscos y para otros la aventura fué mas allá y tuvieron que recurrir a algún contacto en otra ciudad.
La experiencia viva del coleccionismo real, la búsqueda, disfrutar el logro y saber llevar el fracaso.

Sonrío pensando en el que tiene su 600 pensando que tiene algo que no tienen todos.

Sonrío pensando en el que perdió su 600 y pensando en revancha compró otro de otro fabricante.

Coleccionistas de hambre declarada, tienen un objeto en mente y dan vueltas para conseguirlo.

De una colección impensada, con un éxito impensado, en el modelo menos pensado, en toda esa singularidad... Surgen los coleccionistas nuevos.


 Magníficent Fiat 600!!!