Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 12 de febrero de 2017

Ford F100 Pick Up (1972) - Autos Inolvidables Argentinos


Repetir no vale dicen los puristas. Es que ya vengo de varios intentos y caigo en el tercero. Volviendo a leer viejas notas de Auto Modellbaus vengo a descubrir que voy por el tercer resumen de la Ford F100 y la verdad es un reto.
Es que en el primer informe me quedé con lo que era la camioneta real, en el segundo me concentré en el modelo a escala y hoy sólo queda ser crítico de aspectos varios. Y cuando digo varios es por que voy a tratar de atajar la jugada en más de un frente.

El modelo: Si bien la calidad general no desentona con lo que viene ofreciendo Salvat trae algunas cosas y vicios interesantes de contar.


El primero es la luneta trasera que es una sola pieza con el panel posterior de la cabina, uno retira los tornillos y cae el chasis plástico junto con asientos, tablero y... Toda la pared trasera de la cabina!


El método de encastre es tipo cajón, es decir unas pequeñas guías a los costados hacen que dicha pared adopte la posición adecuada.

El Segundo punto a considerar es el escaso despeje del piso de la parte delantera, la parte superior del guardabarros cubre la mitad del neumático delantero. Se la nota agachada, baja adelante, como preparada para hacer 0/100 en menos de 10 segundos más que para trabajar en terreno fangoso.


El modelo que se aprecia luce así la primera modificación: Con una vuelta de alambre fino a modo de arandela se elevó la trompa al menos un poco. Por qué no más? Sencillo, a medida que bajamos el tren delantero la parte trasera de la cabina también lo hace dejando una rendija de luz tanto más molesta que el problema original.


Entonces una vuelta de alambre (un clip en realidad) resulto la medida adecuada para suavizar el error de altura sin comprometer tanto la estética de la cabina.
O como dicen: "Es lo que hay"


La pega de los modelos blancos impolutos como éste es que todos los detalles deben estar a la perfección por que la vista va directo a ellos. Así tuve que sombrear la parrilla delantera para darle porfundidad y sacarla un poco de su sencillez cromada.
Respecto a las luces nada que decir por delante ya que esta todo bastante bien...


Y por atrás tenemos la grata sorpresa de ver ópticas traseras como las conocemos y no esas ópticas que tenían los intentos anteriores de origen extranjero como éste:


O como éste:


A la roja la puede ver aquí
Y la de dos tonos aquí

Sigamos con el modelo de Salvat:


Los bajos son interesantes, mucho más detallados que los demás modelos de la colección que sólo detallan el escape. Aunque hay que ser sincero, la vez que ponen un chasis mas elaborado ponen un caño de escape realmente olvidable, por eso no lo detallé en gris.


La caja de carga no presenta dificultades ni errores, la rueda de auxilio se agradece, luce un tanto ancha y la taza que la cubre queda linda pero molesta, nunca una rueda de auxilio llevó tazas por aquí.


Se pintó el tablero de blanco en su parte superior ya que el mismo venía color negro (sin pintar), los cristales siguen siendo flojos. los limpiaparabrisas suman a pesar de que uno esta en una posición digamos... desventajosa. Pero es un modelo low cost, se perdona.


Por último es cosa de eruditos diferenciar los distintos modelos de F100, aquellos pequeños detalles que la diferencian de un año a otro. En Argentina la F100 tuvo varias generaciones (siete por lo menos) pero sobre esta pick up en particular hay un detalle con la parrilla que la diferencia entre los años 71 y 72, así pues la del año 71 (que viene del 68) luce una parrilla de bastones horizontales un tanto más gordos propios de la parrilla de metal y en los años siguientes con una retícula de rectángulos más pequeños.
Así el modelo presente que se ofrece como modelo 73 vendría a ser correcto.

Por otro lado, para ver la del 68-71 tengo éste modelo aún más plebeyo y ordinario:


Es de origen brasilero, tiene retrofricción, pullback, o como quieran llamarle. Notoriamente la escala 1:43.
Párrafo aparte el tema de la propulsión, que acompañada de un rodaje insatisfactorio del eje delantero hace que salga sacudiendo la cabina como si fuera un bicho rastrero...
A todo esto... Un colega una vez me dijo que a estas piezas le retira el mecanismo de pullback por que colecciona "MO-DE-LOS" no juguetes... Espere, espere, más puntos suspensivos... No, no es sufiente tengo que seguir pensando.... Mas puntos suspensivos!...

Es que no se si pensar... Si por sacarle la retrofricción se transforma en modelo...

O si va a venir una suerte de inspector, me abrirá la vitrina y hará retroceder uno por uno mis modelos y cuando esta F100 roja salga como escupitajo para adelante grite "AJÁAAA!!!"



Párrafo aparte, la F100 en sí misma.  Ya vimos el modelo, otro modelo similar y peculiaridades de los mismos pero la F100 en Argentina gozó de una extensa publicidad que la hizo sinónimo de vehículo trabajador.
Un vehículo de ADN yanqui y como tal un canto a lo obtuso, motor grande, sobrada potencia y prestaciones que no guardaban relacion con las dos primeras características.
Es decir, uno admiraba la F100, la tiraban de un avión y seguía andando, tiraba vagones de tren, era toda potencia... Pero se le cargaba mas de 1000 kg en la parte trasera y se bajaba notoriamente. En la vida diaria jamas se tiraba de un avión y ningún propietario recibió un llamado de Ferrocarriles Argentinos pidiéndole ayuda.
Pero la potencia estaba y el consumo desmedido también, ese seis cilindros naftero hacía que pase el verdulero hechándole baldazos de nafta al carburador para llevar cajones de fruta y que muchos viajen con "sobrada potencia" como cualquier hijo de vecino ya que tampoco se traducía en velocidad. Pero en definitiva el consumo es lo que más penalizó su carácter utilitario siendo lo más común el cambio de motorizacion por un impulsor diesel, generalmente Perkins ya fuera de fábrica hasta que la misma Ford las ofreció Diesel.

Por eso esta Pick Up es inseparable de su némesis: El Rastrojero. Vehículo de trabajo real que costaba mucho menos que una F100, con comodidades similares y motor diesel, vehículo tanto más pequeño y que cargaba cualquier cosa y con un costo operativo muchísimo menor. Es decir, un verdadero utilitario. 
Argentina le debe mucho al Rastrojero, en silencio, trabajó mucho más que esta pick up pero la publicidad hizo lo suyo hasta el día de hoy.
Ojalá la colección de Salvat le dé el lugar que se merece dentro de la colección, son pocos los vehículos que se hicieron fama por su uso y no la publicidad.

Una vez más, todo por ustedes...



Magníficent Ford F100!!!

domingo, 29 de enero de 2017

Fiat 1500 (1963) Autos Inolvidables Argentinos


LLegó el 1500 tan esperado y salimos del terreno de las fantasías. Por que era tan esperado? Por que una vez más teníamos la oportunidad de llegar al 1500 que la mayoría recordamos y una vez más pasa de largo.
Es que para muchos el "milqui" era un solo auto. Sin embargo para los entusiastas del auto es de conocimiento básico saber las dos versiones del Fiat 1500 en Argentina.
Así, éste modelo bien válido para la colección refleja el Fiat 1500 "corto" (el de ópticas traseras pequeñas y unos centímetros menos de largo) Pero el más conocido es el Gran Clase con sus ópticas traseras que duplicaban su tamaño y un tablero que para los 60s hacía exclamar madre mía! cuando uno veía un cuenta vueltas electrónico al lado del velocímetro y del mismo tamaño...


El modelo haciendo lo que puede muestra el tablero que le corresponde, es decir el anterior con su velocímetro tipo dial de lado a lado. Entrar a un 1500 esperando ver los relojes negros con borde cromado sobre una base de madera y encontrer ese tablero de color marfil con aspecto de radio es una experiencia al menos frustrante. En el modelo sólo se copia la forma.
No vamos a seguir con las comparaciones (Que siempre dicen que son odiosas) a tal fin les dejo un link de las notas primitivas de modellbaus cuando estudiábamos el 1500 de Starline y el de Buby.
Si fué a ver la nota sabrá de mi poca suerte con este modelo, El de Starline de un color rojizo entre bordó y rojo ladrillo, el Buby rojo metalizado... Y ahora este en rojo furioso... Debería haber comprado el Starline de otro color...


Su majestad el milqui... Uno de los puntos inevitables de comentar en éste auto es que si bien de perfil y retaguardia es un tanto insulso, en el frente tiene todo el carácter, un róstro férreo... férreo cromado.
Cuatro faros, luces de posición, marcos para los faros, parrilla, bagueta que hace todo el contorno del auto y pasa obviamente por el frente, paragolpes y baranda sobre el mismo...
El fabricante de la miniatura debió sentir un odio visceral al diseñador, a esto los soluciono con pintura, aquí inserto... aquí inserto sobre inserto... esto todo junto en una pieza... esto en relieve y lo pinto después...
Imagine un plan para ser orquestado miles de veces en un espacio de 4 centímetros... puede fallar y de hecho falló: no hay una puta óptica que esté derecha siguiendo las líneas de los lentes fresnel las mismas deberían estar verticales, pero no... siquiera una igual a la otra... Digamos que en ese punto se les escapó la tortuga.


 Tenía la modesta ilusión de que el detalle cromado sobre el zócalo era un detalle de la versión argentina, fuí hasta el 1500 de Starline que hace la versión italiana y cuenta con el mismo detalle.
Levantando la vista pude apreciar los picaportes de las puertas que iban en línea con la bagueta y comprobar que lucen muy bien teniendo en cuenta la dificultad del detalle.


Otro punto en el "Manual del comentador del Fiat 1500 en miniatura" indica que sí o sí me debo detener a revisar el techito sobre la luneta trasera, deben ser los 5 centímetros de chapa mas ilustres de la industria nacional.


Visto en detalle resulta intrigante, pero junto al auto hace juego con las aletas de los guardabarros, como indicando que ése techo corresponde a ése auto. Si imaginamos uno con remate clásico podría ser igual al del 125 por ejemplo... En otras palabras, el diseño de este auto llega hasta el techo.


La parte trasera de la que se habló tanto, aquí vemos las luces de posición con el sistema low cost de plástico cromado con pintura arriba, bajo las mismas la luz de retroceso a la derecha y a la izquierda el chino vió luz de retroceso y yo vi tapón transparente de tanque de combustible.
Patente tampografiada de la Ciudad de Buenos Aires previa a las modificaciones de 1964, correcta.


Me gustó mucho el logo de Fiat 1500, voluntarioso y llena lo sifuciente para que no sea algo olvidable el baúl del modelo.


Hay insertos en el modelo aparte de frente y trompa? Pues sí: espejo retrovisor y escobillas del parabrisas todos colocados de manera correcta.

Dado que número tras número de esta colección me vengo quejando de lo mismo vamos a hacer un...

LLAMADO A LA SOLIDARIDAD: se busca el paradero del delincuente que vendió como "transparentes" estos vidrios, miren que trato y los limpio a mas no poder para las fotos... Pero son así en su mismísimo ADN.

Dicen que es suficiente por hoy, saludo y hasta la próxima!


Magníficent Fiat 1500 corto!

domingo, 22 de enero de 2017

Dodge 1500 (1971) - Autos Inolvidables Argentinos

Como en el boxeo, el automovilismo agrupa segmentos según su tamaño. Si bien los autos de uso cotidiano no son de uso deportivo la competencia sigue existiendo: la comercial entre fábricas y la callejera entre usuarios. Esta última descafeinada pero existente.
Prueba de la misma son las versiones un tanto mas potentes que sacaban las terminales automotrices).
Era fundamental como estrategia de venta que el auto producido en masa tuviera una versión mas potente, no para venderlo, sino para dar mas prestigio al modesto coche citadino que salía de la línea de producción de a miles.


Así este Dodge 1500 ofrecía una versión GT90 en un color similar al de la miniatura con el capot negro, luego le seguiría el GT100... Y este masivo 1500, le faltaba poco para ser el GT90 en el imaginario popular.
Este Dodge tuvo que competir en el segmento mediano, ya que en la Argentina de los 70s el segmento chico era chico en serio con motores de menos de 1000 cm3 y el grande con autos de origen americano por arriba de los 3 litros... Si pensamos un rato, el segmento "mediano" era muy dispar y hablar de medianos chicos y medianos grandes no era muy habitual. Una ensalada de Dodge 1500, Renault 12, Fiat 125, Peugeots 404 y 504 y Taunus... motores de 1300 a 2300 cm3...
En una punta el mediano que se podía comprar para dejar de tener un auto chico y en la otra el mediano potente que hacía pasar calor a los grandes.... Pues bien el Dodge 1500 estaba en el primer grupo, el mediano de entrada, que tenía que competir en precio con el Opel K180, Renault 12 y Peugeot 404.


El tiempo le dió la victoria al 404 en un principio a pesar de su diseño atrasado, para darle luego la derecha al Renault 12 en la década siguiente. El Dodge sin embargo es un caso especial, nunca fué lider de ventas, ofrecía un producto moderno para la época de líneas fluídas, muy atractivo comulgando con la moda del momento con su carrocería.
Parecía un pequeño Chevy dirían muchos pero en realidad todos los autos diseñados en ese momento seguían ese formato de modernidad estilo 70s. (Y en los 80s se puso viejo de golpe)



Tampoco Dodge fuera de terreno americano era un adalid de diseños propios, compraba aquí, allá, sacaba de un lado y ponía del otro, compartía desarrollos, etc. Así este Dodge 1500 tiene mucho del Hillman Avenger inglés.
Es más, los que llevamos años coleccionando y queríamos tener un Dodge pues devíamos buscar un Hillman y proceder a hacer sutiles modificaciones en las ópticas traseras. Yo estuve a punto de comprar un Hillman y gracias a San Salvat me ahorraron el trabajo de traerlo del otro lado del mundo y luego ponerme a trabajar sobre el mismo.


El modelo resulta cumplidor y el color resulta óptimo para quien quería con poco hacerse de su GT90 pintándole el capot. El que no, se conforma con que el color (Oh! Santo Cielo!) Es correcto!
Si me preguntan, yo lo quería naranja-naranja, es un color muy usado en los 70s y hasta ahora en la serie de Salvat no salió ni uno de ese color. Ya sé, a conformarse con que el color esta "cerca".


La miniatura por otro parte se porta muy bien, lejos de tener que rebuscárselas por horas para que luzca de debida forma, el modelo se presenta bien. Interiores negros como el original, faros traseros en dos tonos... Poco y nada se puede hacer mas que darle una apariencia metálica al escape.
En líneas generales, es el típico modelo que se saca del blíster y se pone en la vitrina así sin más.


Después de los besos, hay que decirlo, no pocos modelos vinieron con una óptica delantera desencajada del marco, error más visible cuando se saca fotos con el macro de la cámara.
Plástico sobre plástico, despegarla y volver a pegarla de forma correcta poniendo en riesgo el frente del modelo, quizá algún parroquiano pase recomendaciones para su corrección.


Las llantas sacan nota alta, luego de sufrir el 504 con unas llantas impropias en demasía venimos mejorando la nota en ese aspecto.


Las ópticas traseras me traen la nostalgia de los legendarios Taxis del Mundo de Altaya con plásticos cromados pintados en rojo traslúcido. Rojo y naranja en este caso, lindo detalle.

Y que más decir, hablamos del 1500, de lo bueno y malo de la miniatura y uno sigue tirando párrafos esperando la bendición... Justo! Ahí está:


Magníficent Dodge 1500!!!