Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 16 de julio de 2017

Fiat 125 (1972) Autos Inolvidables Argentinos


Llegó el turno del 125, el "grande" de Fiat en los 70s.
Ya varias veces pasamos por el tema de la dificultad de Fiat para competir en el segmento de los vehículos grandes. Hoy estamos en un gris: Si se considera el 125 pensando en su motor decir que es un auto chico es ilógico, uno pensaría en un segmento mediano-grande poniéndolo junto a un 504 por ejemplo.


Por otro lado, sus dimensiones penalizan con lo antes dicho, si prestamos atención a las mismas diríamos que es un mediano-chico.
Es más, si lo pensamos con una mentalidad setentosa nos daría trabajo decir mediano.
Pero justamente la magia del 125 era esa: Motor potente en envase pequeño. Un motor potente, sediento, gastador en un modesto y cuadrado cuerpo de sedán.


Aquel cascarón que tenía vida tranquila cuando lo conocimos con el Fiat 1600 (el sucesor moderno del 1500) recibió la potencia que le faltaba: Lo que primero fué un "cambio de traje" del 1500 terminó en un par de años en un auto totalmente distinto cuando llegó la nueva planta motriz.


Igual decir 1972 es como decir estar a la vuelta de los 60s. Todavía hay formas de hacer las cosas y soluciones a la antigua: La suspensión trasera de elásticos y lo más extraño... un Fiat con tracción trasera.
El Fiat 125 es un auto muy conocido, pero a pesar de tener líneas sobrias prácticamente nació y murió así con ese aspecto, no se le prolongó la vida como a otros modelos de la marca ni recibió "actualizaciones" en plástico.
El mirafiori fué el que más lejos estuvo del concepto original, pero sólo fueron un par de molduras atrás y ópticas distintas adelante, solo un toque.


Muchas puertas para ser deportivo, muy gastador para uso familiar y cotidiano, el auto tenía problemas serios en esos dos puntos.
En los 70s se produjo un florecimiento de coupés que no volvió a repetirse hasta el momento: Desde grandes como la Chevy, el Torino y la Dodge hasta de menor embargadura como la Taunus y las coupes tan italianas de Fiat como la 1600 y la 125.
Pensar en un sedán deportivo frente a la existencia de deportivos era un razonamiento sinuoso... Y a Fiat le encantaba ese razonamiento.
"El pequeño que vence al grande" "El pequeño que esconde el motor más potente" Todo apunta a la grandeza de lo pequeño.
A fin de cuentas el 125 se consagró como auto familiar y su destino lo selló el precio del combustible. No puede un auto de consumo elevado formar parte de un familia modesta de clase media al menos que duerma en el garage todos los días, todo el día.


Pensándolo hoy... Si hubieran montado un motor de 128 en éste auto... Una versión por lo menos... Podría haber sido el Fiat Duna de los 70s? Cómo hubiera sido la historia?

Vamos con el modelo:


Dentro de la colección de "Autos Inolvidables Argentinos" se podría ubicar cómodamente en el promedio, es un modelo que no carga con errores y a la vez no sorprende con detalle alguno.


Salvo los limpiaparabrisas todos los demas insertos van al frente y parte posterior del auto.
Todo lo demás es matricería y vale la pena mirarla: las molduras del capot, sus formas son muy buenas en concordancia con la tapa del baul:


 Pero capot y baúl resultan poca cosa a la hora de ver la matriz dando vida a los laterales de éste 125:



 Pliegues de las chapas, puertas, picaportes, goteros del techo, la línea cromada que va de punta a punta... Incluso la diminuta parrilla en la base del parante del techo... todo es de la matriz.

Y el modelo así como se vé está lindo. Ahora éste mismo modelo pintado con un poco más de pintura pierde su encanto en dos segundos.
Mucha pintura, pintura gorda, mal pintado... Y éste 125 se transforma en una cajita celeste.


El inserto que todo lo hace: El plástico que involucra parrilla y ópticas delanteras todo lo puede, todo lo hace y todo lo logra.
Imagine por un momento pensar este modelo sin el mismo...


Atrévase a quitar la mirada de la parrilla y tendrá un modelo insulso, desierto, la corona sin joyas, eso es lo que nos queda.
La genialidad del modelo la encuentro en ese maravilloso inserto plástico.


La patente de Río Negro en color amarillo me resulta una rareza, más cuando desde el 69 estaban normalizadas las negras a nivel nacional... A menos que se trate de una patente especial (Gubernamental, Embajada, Servicio... Fiat 125 Presidencial de Río Negro...) Quién sabe!


En la parte trasera con el macro de la cámara se descubre un tesoro: Tampografía en tres tonos (gris, negro y rojo) representando la insignia. Las luces en dos tonos se agradecen pero se conforman con cumplir, la luz de la izquierda me da comezón...
La luz de retroceso en cambio... es el tumor que cuelga del paragolpes en el medio...



Por suerte adelante el modelo esta bendecido, es mucho más bonito adelante. Es más, en la vitrina los modelos se ubican mirando hacia adelante...

Y cuando llega la hora de la última foto... se hace con el modelo mirando hacia adelante...


Magníficent Fiat 125!

domingo, 2 de julio de 2017

Chevrolet Chevy SS Coupé (1971) - Autos Inolvidables Argentinos


Haroldo respira tranquilo, uno de los bastiones de su imperio sigue en pié: Buby sigue siendo el único que fabricó el Chevy de 4 puertas.


La puerta grande y la ventanilla larga estilizan el lateral,el gusto popular la prefiere sobre la versión sedán de 4 puertas al punto que hablar de Chevy es hablar de la Coupé, incluso en su denominacion original americana Nova... Siempre siempre se piensa en la coupé y las reproducciones siguen esa tendencia, tranquilo Haroldo, seguís siendo el único... Y cuando otro la haga... Serás el primero.


Tengo una un tanto mas rabiosa de GMP, pero aquí nos toca la novedad, la Chevy del momento, la última en salir, es citadina, blanca con techo vinílco y bastante cumplidora.


Pero no se piense que comprar caro y de marca es suficiente y aquí estamos en un ejemplo, mi noble chevy de GMP tiene un frontal que luce extraño y esta modesta Chevy de los Autos Inolvidables Argentinos luce un frontal natural mas franco y fiel a lo que uno recuerda.
Si se queda con ganas de ver la otra pues, haga click aquí.


Lo mejor de la Chevy son las luces de giro delanteras: Plástico transparente sobre paragolpes cromado? Desde cuándo?
La ley del coleccionable low cost indica que si la luz de posición esta en un paragolpes cromado y es transparente, sin color, simplemente se hace una cavidad con su forma y que se la imagine quien compre el modelo.
Pero no! aquí lucen unas unidades ópicas hermosas, delicadas, como joyas engarzadas.


Los apoyacabezas imperdonables, añadidura impropia y traicionera, falta que le pongan un estéreo con MP3...


Se procede a retirar los mismos...


Seguimos (ahora sí, en orden) El lateral sin el apoyacabezas asomando es una bendición, nótese la luminosidad que gana junto al realismo.


Los limpiaparabrisas no pecan de (tan) gordos, están morruditos, puestos parejos y apoyados sobre el vidrio.... BIEN!


Las parrillas del capot, pseudo tomas de aire o como prefieran llamarle sufren una pintura negra abundante y tosca, desprecia la matricería y casi borra las líneas de las mismas.



Modelo en mano: se lo siente robusto, macizo y pesado.
Meritorio el techo con un brillo distinto, los techos vinílicos son un arma peligrosa en esta escala, ya que replicar la rugosidad de los mismos es bien difícil.
Minichamps con su coupé Taunus lo padeció y la salió un techo brillante y más que vinílico parecía una Taunus pintada en dos tonos....
En cambio en estos autos de Salvat no es un problema la opacidad, la logran con un naturalidad impensada...


Matriz nueva, filosa, la parte superior de los guardabarros traseros no miente, podría pelar una papa con la parte trasera de ésta coupé (Es modellbaus... Ya sabe...)


La línea en relieve en la base del parante trasero nos da el presentimiento que la matriz fue pensada para hacer el modelo siempre con techo vinílico.


La tampografía justa, el auto no hacía uso abundante de vaguetas y sólo se ocupa de insignias.


Sobre el baúl la que dice "Chevy II" me hace ruido, no recuerdo verla en estas coupés, pero sí en el modelo yankee de GMP, no faltará un erudito de Chevrolet que de el crédito respectivo de la misma.

Las ópticas traseras de costo contenido resultan cumplidoras, pretender acrílico en las mismas sería un complicación de matricería de grandes magnitudes.


Falcon, Torino, Chevrolet 400 y ahora Chevy, los grandes de los 70s estan casi completos, ignoraron por completo (hasta el momento) la dupla de Dodge (Coronado y Polara). Por otra parte siguen ausentes el Valiant y el Fairlane para tener todos los capítulos de la historia de los autos grandes argentinos de los 70s.

Dije "casi completos" y luego veo que falta la mitad...

En fin, aquellos autos grandes de los 70s que tuvieron la suerte de tener vigencia prolongada, ya que desde entonces los autos grandes del mercado local sufrieron períodos de deseo cada vez mas breves por parte de los consumidores.
Renault 21, Ford Galaxy, VW Quantum, Peugeot 605 y 405 en un principio para seguir con los actuales gozan de una plenitud breve, ninguno en 10 años conserva la estampa como aquella casta de americanos criollos de los 70s.



Magníficent Coupé Chevy!







sábado, 17 de junio de 2017

Renault 12 Alpine (1978) - Milena Rose 1:43


Hacer deportivo al Renault 12, una respuesta demorada de Renault Argentina frente a la competencia, Dodge ya llevaba versiones nerviosas del 1500 como el GT90 y el GT100, Fiat por su parte sacaba jugo al 128 con IAVA y al 125 Potenciado... Peugeot tenía el 504 TN... Quizá disponer del Torino Coupé dentro de la línea Renault los hizo mirar a otro lado.
Pero en los 70s había una casta de vehículos medianos de altas prestaciones que hacían sombra a los grandes, vehículos ágiles, deportivos si se quiere, que marcaron un segmento en el mercado y Renault no estaba, ya que el doce en su versión TS si bien se lo considerada robusto, duro, aguantador... tenía un motor manso, ideal para uso citadino pero insuficiente para uso mas agresivo.


Mucho Renault 12, ya que comparte mucho con las versiones que se venían ofreciendo... casi todo... Dejando lo especial bajo el capot: directo de Renault Francia la tapa Alpine con nuevos múltiples de escape y admisión, otra carburación, distribución, mas consumo de combustible y se logran esos hermosos 110 HP y 170 Km/h.

Quizá la tapa Alpine es la nota: A diferencia de las versiones deportivas de otros fabricantes que exigían los motores que venían ofreciendo para lograr un poco más de potencia, Renault ya contaba con este desarrollo de la casa matriz sin tener otro trabajo que adaptarlo al 12 local.

Quizá por eso, a chapa pelada, como dicen que ven los hombres de pelo en pecho (en referencia a los que no les importa el color del auto en absoluto) lo mas llamativo es la protuberancia del capot para poder albergar todas esas modificaciones con perfume francés.


Lo demás sería tarea de rutina, adecuar suspensiones, adecuar los cambios... adecuar, adecuar, adecuar... Hasta le adecuaron una gráfica exterior que es una de las más notables de la industria automotriz argentina.
Hoy es uno de los autos más exóticos en el parque automotor, no se puede tener un Alpine con sólo desearlo. En principio por que fueron una serie limitada y si sumamos que fueron sacrificados por el deporte (Rally) donde fueron cosechados como ostras para sacarle a cada uno su perla (la tapa Alpine) nos quedamos con número de sobrevivientes muy limitado.


Sin que me pida nada le confieso: es una de las unidades que más deseaba desde que empecé a coleccionar años atrás. Valga como muestra de que son cosas que no llegan rápido y que coleccionar es una tarea de años... Y que me faltan años todavía...

Pero... Recién ahora? Más de una vez se me cruzó por la cabeza seguir el camino de los fanáticos de Renault en general y del Renault 12 en particular: Hechar mano a un Renault 12 de cualquier fabricante, modificarlo... pintarlo... encargar las calcas al agua... Y con suerte lograr uno.

Pero el caso particular del Alpine es que su gráficas son doradas (como el de las fotos), sino en gris metalizado si se tiene la unidad azul o roja. Ahora piense en una calca al agua hecha con impresora en tono dorado... o gris metalizado... sea la impresora que sea uno empieza a suspirar con gusto a pérdida, hay limitaciones técnicas.


Entonces es hora de hablar del modelo. Quién es este muchacho? Es un réplica hecha a mano, la caja dice Milena Rose PARIS, un modelo extremadamente delicado y prístino.

Uno lee Milena Rose y se queda pensando en que verdaderamente SI EXISTE la diosa de los coches a escala, la mujer ideal que cualquier entusiasta imagina tener: Aquella que lo espere con un auto de éstos todos los días hecho con sus propias manos. Estar viendo TV y que ella se asome y le diga: "Lo quieres celeste o negro al Alpine?" y uno contestando que quiere los dos y además el rojo...

"Ahh que suerte tienen algunos!" usted dirá pero lo voy a dejar tranquilo: Con mucha, PERO MUCHA, suerte en lugar de asomarse Milena se asomará Frederic Cross.


Frederic Cross fabrica modelos desde 2011. Si se consideran los años que tienen los fabricantes industriales y otros mas artesanales es un emprendedor joven.

Por esos años se dedicó a los autos británicos bajo la marca SILAS MODELS.
Silas es el sobrino... Milena Rose es la sobrina... Ambos viven en Seattle, les mando un afectuoso saludo si por casualidad estan leyendo esta nota.
MILENA ROSE se distingue de Silas Models por que se dedica a vehículos franceses... Seguramente será una adorable dama... Nosotros nos quedamos sin la diosa del diecast...

Frederic... If you make Argentine cars please name them CABO REYES.

Soy mezquino para confiar el pseudónimo, pero si el Sr. Cross hace esto modelos qué lujo sería tener un Rastrojero... Uno ya fantasea con la cajita: En lugar de "Milena Rose - PARIS" que diga "Cabo Reyes - Córdoba"


Frederic construyó 100 Renault 12 Alpine Negro Báltico/ Dorado. Las primeras 50 unidades fueron para el ACMA RENAULT (Club de coleccionistas de autos en miniatura Renault, con sede en Francia) Las otras 50 fueron comercializadas bajo la marca Milena Rose como edicion limitada y numerada... Mi Renault 12 es el número 12, coincidencias dicen.

El hermano de este Alpine es la versión Azul Cosmo/ Plateado de ése se hicieron 70 unidades y si se los piensa juntos en una vitrina son dinamita.


No fué pensado para el mercado argentino, fué pensado quizá como exotismo para coleccionistas europeos, con más detalles presentes de los que uno recuerda, se siente bien en el alma trascender fronteras con estas viejas glorias locales.


El modelo viene en una base sobria con placa metálica, muy linda, dió pena quitar el modelo de la misma para las fotos.
Una vez que se tiene el modelo en la mano la primera sensacion es el peso ínfimo del mismo, otra el brillo descomunal, todo lo refleja y una huella dactilar queda marcada al mínimo toque.
Así, con cuidados infinitos, y sujetándolo de las ruedas se manipuló el modelo para fotografiarlo.


La cantidad de fotos que fueron descartas sobrepasan a la de cualquier otro modelo, el brillo extremo de la miniatura juega una mala pasada con los reflejos. En la foto de arriba, la parrilla luce extraña en las partes metálicas y no es un defecto, es el reflejo de mis dedos en la misma, pongo esa foto adrede para mostrar hasta donde tuve que tener cuidado.


Buscando la profundidad del Negro Báltico me encontré reflejado en más de una foto, ésta imagen nos muestra el techo en estado puro, sin que salga un despeinado Cabo Reyes y su cámara.
Las transparencias perfectas, al punto que los interiores se aprecian con una facilidad pocas veces vista.


No requiere ninguna acrobacia a los que me tienen acostumbrados otros modelos, simplemente apuntar y disparar. Mucho ayuda el interior luminoso hay que decirlo.


El detalle cromado en los burletes del parabrisas y la luneta trasera no es habitual, es algo poco visto, menos con la perfección que tienen los de este Renault 12 Alpine.

Le siguen los goteros y los picaportes de puertas con brillo de cromo, no plateado.

También pueden verse los limpiaparabrisas en un espesor imposible.


 Y volvemos a pensar... Hand Made, hecho a mano... manos maestras...


Magníficent Renault 12 Alpine!