Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 17 de febrero de 2019

Isard Royal T-700 (1960) - Autos Inolvidables Argentinos


Siempre es un gusto sumar un microcoche de los 60s, quizá sea por su naturaleza pintoresca y simpática o por ser una expresión diminuta de lo que se pretendía de un auto.
Es que a la sombra de los autos de gran porte del momento, los pequeños microcoches tomaban de los mismos sus formas y ornamentos para hacer versiones modestas que a menudo resultaban una caricatura de otro auto... O lo que se llamó por un tiempo un auto de carrousel o calesita.

El Isard T-700 tenía casi tres metros y medio de largo, sus dimensiones ya no eran propias de un microcoche, aunque a la larga se sigue considerando tal, primero por su nombre y luego por los modelos anteriores de la marca nativos de esa categoría.
Como dato curioso, es más largo que un Fiat 600 pero éste último se lo considera coche pequeño y no "microcoche".

Su motor delantero y tracción trasera hacían pensar en que no sólo había más lugar, tambiém había mas mecánica en el mismo.  Verdades a medias, ya que efectivamente (y necesariamente) incorporaba un cardan además de una caja de cambios al piso... Pero el motor seguía siendo refrigerado por aire además de seguir usando el sistema Dynastart (burro de arranque y dínamo a la vez) recursos propios heredados de microcoches con limitaciones de espacio.


Dejando de lado los fierros y abrazando la onomástica (sección que vuelve locos a los lectores y me escriben ya reclamando un "ono-modellbaus") Se podría decir que el Isard lleva una historia muy rica en lo que a su nombre se refiere.

Por eso en los años 60s el buen orador podría por ejemplo hablarle a la dama de su interés hasta 45 minutos sobre el nombre de su Isard, obviando cosas sin importancia, burdas, chabacanas como lo serían el rendimiento y fiabilidad mecánica.

Dingolfing es la ciudad central del distrito Dingolfing-Landau dentro de la región de la Baja Baviera (En Bávaro se dice Dinglfing, tiene muchas consonantes juntas, pero si lo pronuncia con prepo sale, créame, estuve practicando).

Es por la ciudad de Dingolfing que pasa el río Isar y en sus orillas se emplazó Hans Glas, la fábrica de microcoches Goggomobil que sería el nombre original de éste auto.
Por cuestiones comerciales principalmente, en Francia se tuvo que quitar el nombre de Goggomobil (ya que para ellos Goggo designa una persona de pocas luces) y tomaron el nombre del río para rebautizar el auto... Y ya que estaban le agregaron una D al final para darle algo más de sofisticación...

Por otro lado Royal alude a la realeza, una traducción literal del nombre sería "Isard Real".
"Royal" tanto en francés e inglés tiene el mismo significado. Siendo la misma palabra para ambas lenguas, es lógico pensar en un plan comercial para cruzar el Canal de la Mancha y ofrecerlo en el mercado anglosajón.

El nombre de éste auto es una verdadera armadura con fines comerciales para venderse en otros países de Europa pero... En Argentina terminó llamándose así y a nosotros nos gustaba más "Goggomobil".

A éste punto con la ensalada de nombres y significados traídos de Europa ya tenía novia sin arrancar el auto...


El diseño del auto prestando atención a sus líneas generales estaba a la vanguardia del momento, aletas discretas detrás, líneas rectas y superficies planas lo hacían lucir moderno y atractivo...


Aunque en su vista lateral el parabrisas y la forma de la puerta llamaban la atención pero de manera negativa.

El modelo rescata las insignias en los guardabarros con una fidelidad notable, lo curioso es que no guardan relación unas con otras, como si fueran insignias de tres autos distintos: Las laterales en cursiva, al frente la G de Goggomobil y en el baúl se lee Isard en imprenta y mayúscula. Nada reprochable al modelo, el auto era así.


Los insertos plásticos en tono cromado dan muy buen aspecto al modelo, paragolpes delicados y precisos, una parrilla que se ajusta a la pefección y las luces frontales con aro cromado son todo lo que necesita un modelo para lucirse de debida forma.


Siendo mas minuciosos podemos ver que la tampografía del capot salió muy bien y los dibujos de los neumáticos son adecuados.
Las luces de giro naranjas son en extremo diminutas pero muy bien logradas, frente a un auto que parece una foto en escala de grises el color naranja de las misma sobresale.


Las ruedas son muy interesantes, el color blanco envejecido de la llanta, la taza cromada y neumáticos bien ajustados hace pensar un modelo de mayor costo.


Las ópticas traseras son dignas de mérito. A diferencia de las delanteras (redondas y casi genéricas) las traseras son específicas del modelo y de una complejidad acentuada.


Son tres tonos, la forma de las mismas es irregular (más ancha arriba) y con detalles en cromado. El encastre y el coloreado dan mucha posibilidad de error, pero lo lograron.

Para festejar entonces pusieron la luz de la matrícula torcida.

Los paragolpes se ajustan al milímetro, nótese como pasa la barandilla del mismo sobre la óptica trasera.

Notorio el silenciador en tono cromado, la calidad del modelo se disparara para arriba.


La tampografía que dice "700" se podría catalogar de imposible.

En la tapa del baúl esta la insignia en imprenta, la "i" en mayúscula con forma de "J" es propia del auto y de la familia tipográfica.
Ahora debido a la forma de J un pequeño exceso de pintura la transforma en una "O", pude ver varios damnificados en redes sociales mostrando su "Osard". Por suerte mi unidad no tiene ese problema.


Al tacto y a la vista, asi se siente y se ve el fuerte trazo en relieve de la línea cromada lateral. Detalle nítido y filoso, con pinta de molde nuevo o poco usado.


El baúl también luce bisagras afiladas y contornos nítidos.

La luneta trasera transmite la sensación de pequeñez con burletes de goma gruesos, ya que eran los mismos que se usaban en vehículos de mayor porte, pero en dimensiones mas péqueñas daban ese aspecto...


El parabrisas frontal con el mismo efecto y al parecer los limpiaparabrisas lucen puestos con una proligidad asombrosa: el chino encontró una regla para ponerlos parejos.


Las superficies vidriadas no son el fuerte del modelo y del auto real tampoco, formas poco ortodoxas en uno y otro le juegan en contra.
De todas formas nos ingeniamos para ver su interior y encontrar una reproducción aceptable del tablero y volante.

Es un gran modelo, no por sus dimensiones por que reproduce un auto pequeño, lo es por su gran ejecución.
A notar es que el mismo no fué intervenido ni corregido, fué fotografiado tal como sale de su empaque.

El pase directo a vitrina para su exhibición es un gran mérito sin lugar a dudas.


Magníficent Isard Royal T-700!!!

17 comentarios :

  1. Dicen los que saben que era un autazo, que le pasaba el trapo a todos los de su categoría.
    En lo personal, no le conocí el encanto y sólo era un bicho que andaba por las calles paseando su parabrisas panorámico, que en un auto de ese tamaño se veía como trasplantado.
    Dicho esto, me falta chapa para opinar sobre el modelo.
    Basado en su texto, hay que aprobarlo, aunque sea por la perfección de los limpiaparabrisas.

    Otra cosa: Me atengo a mis derechos y reclamo mi Osard,
    quiero mi Osard y lo quiero ahora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los pude ver lejos de su momento de gloria y despojados de todo glamour.
      Eran sobrevivientes esqueléticos y oxidados con suspensiones dispares que los mantenían en posiciones poco ortodoxas...

      Busque su Osard! Se lo merece!

      Eliminar
  2. Si, el chino alineó los limpiaparabrisas con regla. Pero se ve que la idea le vino después de ver cómo le había quedado el mío, con la escobilla del lado del acompañante media caída por abajo del burlete!
    Buena reseña, como siempre.
    Saludos
    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que su "Osard" era de otra línea de producción, el mío es de la línea tres, la del chino que se tiñe de pelirrojo en el turno de 01:00 a 14:00

      Eliminar
  3. Muy ilustrativa reseña acerca del origen del auto real, del cual sé poco y nada. No compré este modelo, y ahora Ud. me pone en aprietos diciendo que es de lo mejorcito que vino en esta colección!! No quiero UN SOLO auto gris más!! Lo del escape pintado lo vi en la camioneta Mercedes 1954 de la colección de autos de servicio y me llamó muy gratamente la atención. Aguardo su análisis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero éste es GRIS, gris natural, no gris plata o plateado, no es lo mismo.

      Ya esta la Mercedes de 1954 en el Modellbaus Headquarters pero no estamos poniendo al día con la de Autos Inolvidables.

      Eliminar
  4. Muy buen post, yo le voy a dededir uno a mi Osard

    ResponderEliminar
  5. Se lo ve muy bien logrado!!Un 10 para las llantas q hasta tienen los agujeros correspondientes !!

    Abrazo, Fernando desde Lima, bs as

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando de Lima!

      La verdad que sí, el gris de la carrocería necesitaba un contraste muy específico, ese blanco envejecido le queda de maravillas!

      Blanco envejecido... Marfil... Crema...

      Y todas las variables a ese tono que uno pueda encontrar de acuerdo con lo afeminado que sea...

      Le quedan de bien!

      Eliminar
  6. El Isard y el De Carlo deben estar entre los puntos más altos de la colección. Agregaría al NSU, pero le erraron al remate del techo.
    Volviendo al coche, es un modelo que tuvo particular exito de ventas en las sierras de Córdoba. Recuerdo haberlos visto hasta bien entrados los 90, en especial una rural que la usaban para publicidad con unos parlantes casi tan largos como el pobre coche mismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Isard y el De Carlo los puntos mas altos de la colección?

      Vengo probando brebajes y cócteles indecibles pero en ninguno de mis psicodélicos estados elevados de conciencia pude ver esos dos en la final...

      La proxima vez que salga de copas... ME LLEVA!

      Eliminar
  7. Un modelo muy esperado por mi. Lo recuerdo muy bien, me encantaba de chico (sobre todo la rural, seria tan lindo que saliese....). La verdad que la miniatura le hace mucha justicia, la veo muy bien lograda. y la reseña, como siempre, excelente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una idea mía o la rural fué mas abundante? O sobrevivió mas tiempo?

      Vi muchas rurales.

      Es buena miniatura, al menos defiende el precio que tiene.

      Eliminar
  8. Otra de las lindas sorpresas de esta colección y que por suerte les salió bien, sabemos que todos los errores se los guardan para las sucesivas versiones de Torino, no vaya a ser cosa que tengamos uno bien hecho.
    Una sombreada a la parrilla le queda de maravillas, pruébela, ojo no hablo de la de carbón, a ver si me quema el Osard.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quisier creer que está aprovechando la nota de un LEGITIMO E INIGUALABLE OSARD... Para chillar por las fallas de los Torinos...

      Hombre grande!

      Eliminar
  9. No conocia este auto, pero veo que el modelo es otro de los "buenos de la colección" quizas en algun momento lo sume.

    Sludos!

    ResponderEliminar