Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 12 de marzo de 2017

Peugeot 404 (1968) - Autos Inolvidables Argentinos




8 de Diciembre de 1973 23hs. Oscar termina de lustrar sus zapatos negros y marcha a un garage austero de la calle Zapiola para buscar su 404. Hace un par de años que lo tiene y aún lo luce orgulloso como si lo hubiera comprado el día anterior. Auto reluciente y hombre soltero pero comprometido se disponen a hacer gala de su juventud mecánica y biológica.
El destino es habitual, la casa de su prometida Nadia, hija de libaneses dueños de un próspero negocio en la calle Corrientes. El camino lo sabe de memoria y poco importa saber el nombre de cada calle, como quien camina dentro de su propia casa: El 404 va hasta la casa de dos pisos y dobla, nota que sacaron un naranjo en la casona del viejo Pérez y sigue viaje hasta la calle Europa que le promete llegar rápido a la Av. Castro Barros. Todo con luces altas, San Martin es oscuro de noche.
Oscar maneja a ritmo sostenido, a dos pasos de la imprudencia, por que tiene que llegar pronto a la casa revestida con lajas y jardín cuidado donde un farol de luz amarillenta le espera para darle bienvenida.



Es un ritual? Es costumbre? se preguntaba Oscar de vez en cuando mientras manejaba, la emoción se diluía en los años de noviazgo y muchas noches resultaba más emocionante el tacto del volante del 404 que el destino habitual... tan habitual.
A su llegada lo esperaba el Farol pero había más luces prendidas que las de siempre, había visitas. Mirando por la ventana distingue una mujer morocha y también pudo escuchar su risa fuerte.
Su lugar profanado de estacionamiento ocupado por un Valiant con una calcomanía que dice "Visite Termas de Río Hondo" lo lleva a un perspicaz razonamiento: En efecto, se trataba de aquella prima de Santiago que tanto le nombraron y sí, vino a pasar Diciembre para volver luego de las festividades de fin de año.


Oscar dispuesto a dar lo mejor de sí cruza el jardín presuroso para darse tiempo y pulir los zapatos con la botamanga del pantalón. Revisa que la gomina esté cumpliendo en el espejo de la virgencita al lado de la puerta, respira profundamente para amainar el aliento a tabaco y toca el timbre...

Resumiendo un poco, luego de pasar y darse saludos acartonados le presentaron a Rita... "La Rita" de Santiago de la que tanto le contaron y su imaginación no podía dibujar:  Mujer joven, no muy delgada con curvas importantes, caderas nutridas, sonrisa permanente, de cabello color azabache abundante y andulado... todo eso podía apreciar Oscar cuando podía dejar de mirar sus pechos.



- Y por que no salimos a pasear? Rita no conoce Córdoba, menos de noche, vamos al centro!

Fué la consulta de Nadia a Oscar, ya saben, esas preguntas que no son preguntas,  una pregunta que es una orden y salieron los tres, los novios adelante, Rita atrás y al medio.



Para los que no conocen Córdoba, cruzar por la Avenida Vélez Sársfield ofrece la mejor vista del centro de la ciudad de noche, turismo de luces ya que se suceden marquesinas y carteles luminosos. Oscar lo sabía y disupesto a dar la mejor impresión fué con su 404 hacia la misma.
Cuando el brillo por su intensidad anunciaban la próxima llegada al centro Oscar abrió el techo corredizo. Las luces de la avenida invaden el habitáculo y Rita ríe en el asiento trasero entusiasmada, no aguanta, se asoma entre las butacas delanteras mirando hacia arriba tratando de ver el cielo nocturno y los carteles encendidos. Nadia lo nota y le pide que se asome, ella ya lo había hecho muchas veces.



Rita tomo envión puso sus manos sobre el techo y se asomó como pudo, la brisa en el rostro sostuvo su sonrisa. No, no es como una moto, tampoco como ir atrás de una camioneta, es un ángulo único de donde todo se ve diferente.
Oscar disminuyó su marcha y prestó más atención al tráfico, pero cuando busco por el retrovisor estaba el escote de Rita, es que asomarse de las plazas traseras no es tan cómodo.
Nadia en tanto charlaba con su prima en voz alta, él no podía ver a su novia por que el cuerpo de Rita se interponía, sólo podía conducir con cuidado y no ver sus pechos... o al menos intentarlo.
Mirando por el retrovisor volvía a encontrarse con ese escote tan profundo que dejaba ver las curvas de sus redondos senos, el 404 fué deslizándose de carril suavemente hasta rozar los separadarores tipo bola de cemento (pintados de amarillo le decían los huevos fritos).


El 404 comenzó a mecerse suavemente y los pechos de Rita también, como si fuera una ley física todo lo que cuelga en pares y se mecen al mismo tiempo es perfecto. Así pensó Oscar, perfecto.

Perfecto...

Como el péndulo formado por la bolsa con dos panes caseros en la casa de su abuela...
Como dos pomelos en una bolsa de la verdulería...
Como sus propios genitales que le prometen una familia a futuro...
Como los pechos de Rita que ahora buscan su libertad cada vez que toca el freno y...


Como te vas a olvidar de ponerle el techo Salvat!!!

Vamos a repetir hasta el infinito: Peugeot, Argentina, techo corredizo. No hay otra cosa, no hay otro elemento que distinga más a un Peugeot que el techo corredizo. No era el más rápido ni el más grande ni el más económico ni el más deportivo.
Era el más glamoroso sedán, era romanticismo y aventura, era las sensaciones de la gente que llevaba adentro. El punto cúlmine de todo es el techo corredizo, protagonista eterno de recuerdos de toda la línea Peugeot. Y no lo ponen.


Dejemos a Oscar y su ya clásica versión de conocer la amiga linda de tu novia. Nosotros vamos tristes en el 404 que no se le abre el techo y nadie se asoma por ningún lado.

Esta vez, el 404 tiene mucho con que compararse, son muchos los fabricantes que lo hicieron y aquí ya dimos cuenta de varios, más específicamente los de Altaya, Del Prado y Universal Hobbies. Fabricantes muy distintos y que ahora se les añade otro: Salvat.
El recién llegado viene manteniendo el tono respecto a lo que viene dando la colección de Autos Inolvidables Argentinos, a riesgo de que algún purista me comente un improperio, si uno no tiene un 404 le viene bárbaro.

El problema para éste modelo es que muchos coleccionistas lo tienen, ya que el 404 dijo presente en tantas ediciones de distintas editoriales que resulta difícil no tenerlo como taxi, auto de rally, o como en éste caso de uso particular, son muchos los caminos para hacerse con un 404 y tener dos modelos iguales lleva inevitablemente a la comparación.


Empecemos con los defectos del modelo donde muchos quieren apuntarse con algun "descubrimiento". Aquí en Modellbaus lo primero que notamos es el techo, creo que ya se habrían dado cuenta, por extensión tambien olvidaron los anclajes del portaequipajes, el techo es una bocha tersa insulsa como todo techo fijo de sedán, nada dice, nada ofrece.
Pero con el modelo en mano lo primero que se nota, al menos el que nos tocó en suerte es el eje trasero demasiado ancho que lleva a apretar los neumaticos contra la carrocería dejándolas frenadas, un tanto anchas se ven, mas propias de un 504.


Si tenía el plan de darle mas presencia a los guiños, desista. Desde la burbuja no se apreciaba tal aberración pero ya en mano uno se siente insultado por esos guiños, quizá por eso insulté al verlos.
El estrabismo en las luces de giro es indigno, es más su transparencia deja ver que los orificios de fijación son en realidad los culpables.
Los guiños transparentes gritan "No maten al mensajero!" ya que copian las formas del original dentro de lo que pueden: Es la matriz la culpable.


La matriz carga con el defecto del techo, de las perforaciones de las luces de giro adelante y de perder la verticalidad de los faros traseros, dejándolos levemente inclinados y quitándole naturalidad al modelo.
Para muchos coleccionistas los tres errores de la matriz son como el 1-2-3 de boxeo, izquierda y derecha, mentón pómulo y nariz.... modelo al piso.
A todo eso sumarle que las lineas cromadas en los laterales y capot son demasiado altas, toscas, propias de modelos antiguos, no se puede contar como error ya que están bien ubicadas aunque es observable la forma en que fueron ejecutadas.

Pero volvamos al hecho de que ésta colección no esta pensada para coleccionistas de elite, están hechos para gente normal y mas divertida.

Peugeot malo, Peugeot bueno: el 404 divertido para coleccionistas alegres... O al menos coleccionistas que no se sienten tristes.


Las luces de giro que por suerte son transparentes según el ángulo con que se enfocan pasan a un segundo plano y deja vivir al resto del modelo. Por empezar las ópticas principales son muy adecuadas y veo que son lisas sin ninguna raya, las prefiero así ya que las rayadas siempre las ponen torcidas.
Los paragolpes son las estrellas en todo esto: Los barandales de los mismos y las matrículas de Capital Federal hacen que el modelo a pesar de sus errores sea interesante y se diferencie de los demás 404.
La parrilla delantera es vieja conocida y el escudo de Peugeot sufre una mala tampografía que luego de ver 7 modelos distintos es un error de producción, ignoro cuántos salieron así.


Los cristales mejoraron bastante respecto a anteriores modelos y no deforman tanto el interior.
La pintura es muy llamativa, de 13 modelos que se lanzaron en la colección es el tercero con pintura metalizada. La gama de colores del 404 es amplia y tiene este celeste metalizado.


Las ruedas son aceptables y adecuadas para el modelo. Como se puede ver en el abundante material fotográfico de la nota, las luces traseras son herencia directa de los Taxis del Mundo.
Si además sumamos los limpiaparabrisas tenemos en resumen una cantidad respetable de insertos todos de buena calidad tratando de salvar el mal día que tuvieron con la matriz.

Para resumir un comparativo al máximo dejo un cuadro donde se pone en consideracion errores y virtudes para evaluar las distintos modelos de 404:


Pensando en como cerrar la nota, me quedé viendo las fotos del modelo, la taza de café se me enfría viendo que escribí mucho, la falta de poder de síntesis hace pensar que modellbaus necesita tercerizar algunas veces...


Mejor no se puede decir.


Magníficent Peugeot 404!

.

14 comentarios :

  1. Descubrí hoy este blog. Soy fanático de los autos y sigo esta colección dde el Nro. 1. Pasé por todas las peripecias que contás (ya leí varias notas del blog). Va directo a marcadores y te leeré en cada entrega! Excelente trabajo, gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por ponerme en marcadores, considérese bienvenido siempre.

      Eliminar
  2. Me olvidaba, mi abuelo tuvo varios 404. El último un GP 1975 color ladrillo. Recuerdo varios viajes a Ezeiza los domingos para el asado sagrado. Mi viejo volvió a comprar uno igual hace unos 4 años, pero luego lo vendió porque no tenía tiempo para él. Yo lo quería, pero nació mi hijo y bue... la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 404 Grand Prix es a mi gusto la versión mas acabada del mismo, si bien tiene un espíritu deportivo no pierde su toque señorial. Una pena que no haya podido conservar el auto de su padre.

      Eliminar
  3. Usted me podrà hablar de las luces con pituto negro, los giros transparentes, la ventana trasera redondeada, las ruedas tan distintas o el techo ausente.
    A mi sòlo una cosa me preocupa y hasta me indigna.
    Ese color!
    No creo que nadie, en su pesadilla màs obtusa, haya visto un 404 de ese color tan poco serio.
    Tan inexplicable como imperdonable.
    No lo quiero ni regalado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bien, el color en éste caso es válido, lo ví en persona con mis propios ojos y si revuelve en google podrá encontrarlo. Por el resto, que podemos hacer más que una autocrítica: hemos adoptado cada engendro por su parentezco a un auto querido o... hemos adoptado una versión de ultramar esperando hacer las modificaciones tantas veces... Sinceramente no se por que nos espantamos (me incluyo) ahora...

      Eliminar
  4. Como bien dijiste, deben quedar pocos que no tengan ya su 404. Mi voto es para el Universal Hobbies, casi perfecto. De éste rescato las buenas llantas y esos paragolpes argentos. Los defectos los hay a montones y son los que nombraste. Agregaría el aro cromado de las ópticas delanteras, que no era redondo sino levemente apuntado en la parte superior, como una arcada gótica. En el UH está bien heho, en éstos de Ixo son un mero aro.
    Igual, en quedará en la colección con algunos retoques, especialmente tratar de corregir esos giros delanteros. En la maqueta tuya además hubo un aplastamiento en algún momento porque se ve el pilar B del lado del acompañante un tanto curvado.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aro de la óptica delantera daría gracias que es redondo, es un detalle muy fino y lo mas probable es que vengan mal pegados con las puntas hacia los lados... sino mire lo que pasa con las líneas de los cristales de dichas ópticas que apuntan para cualquier lado.

      Eliminar
  5. A mí no me gustó mucho el techo, me pareció muy redondeado atrás, y el auto en gral está un poco "gordo", se le hace mucha panza cuando uno lo mira desde arriba, creo yo. Pero bueno... sigue siendo barato. Este blog es muy entretenido. Lo disfruto mucho. Saludos! SP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace gordo a la vista por que calza neumáticos anchos, en los reales 1:1 sucedía lo mismo cuando los calzaban con las Firestone S211 con 175 de pisada.

      Eliminar
  6. La historia, impagable, un diez como siempre.
    El modelo a mi juicio el peor de todos hasta ahora, hay que ser muy benévolo para reconocer un 404 en "eso". Tengo tanta mala suerte que la F100 que esperaba tener se la saltearon a mi canillita, sin embargo el yeyo me lo tuve que comer, so pena de no cortarle la continuidad. En fin, los avatares de esta colección. Le faltó el de Vitesse en la comparativa, que tengo la suerte de tener, y creo que no le anda muy lejos al de UH en fidelidad de formas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi el de Vitesse de lejos y no lo poseo, por eso lo pase por alto, manejándome "con lo que hay en casa". Igual se asemejan bastante el de Vitesse y el de UH.
      El peor de todos? No hay Peugeot feo hombre!

      Eliminar
  7. ¡Qué hermoso color! Estoy impaciente por ver aparecer en esta colección un SIAM Di Tella en su característica pintura bicapa color champagne (¡¿?!).
    Un cordial saludo para Cara 'e huevo rascao . Desde los tiempos de Hortensia que no sentía mencionar esos apodos kilométricos . Es una satisfacción ver que ciertas tradiciones no se pierden .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le haré llegar mis saludos a Don Cara. Respecto al color es más agradable que el amarillo del Dodge 1500...

      Eliminar