Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

lunes, 1 de julio de 2019

Peugeot 404 Pick Up (1979) - Autos Inolvidables Argentinos


El utilitario lógico

Peugeot en Argentina tenía una existencia particular, pocos modelos y las variantes de los mismos (breaks, cabrios y cualquier otro modelo que nos sean 404 y 504) eran importados.

Las PickUps de Peugeot sin embargo eran nacionales y obedecían a una simple constante: El auto que pasaba a segundo plano se ofrecía como utilitario.
En los 70s el Peugeot 504 era la imagen de la marca y principal producto, mientras el 404 si bien era una berlina todavía respetable ya tenía un perfil utilitario como Taxi en su versión diesel.

El motor que impulsaba dicho 404 era un Indenor similar a los que usaban los Rastrojeros que estaban liderando el mercado al ofrecer una Pick Up mediana de consumo moderado.
Uno puede imaginar tranquilamente una situación puertas adentro de SAFRAR (Firma que fabricaba la marca en ésos años). Directivos mirando los motores Indenor en fila para ser colocados una y otra vez en sedanes mientras ven como los Rastrojeros se venden como pan caliente. Así, tan sólo mirando ya tenían el 75% del utilitario...


Cuando salió al mercado no resultaba ninguna sorpresa: Mitad 404 y mitad caja de carga, motor conocido... Para algunos un Rastrojero mejor hecho, para otros un Rastrojero menos rudo, pero en definitiva la comparativa con el utilitario autóctono resultaba inevitable.

Era más caro que un Rastrojero y su uso era más limitado. Resultó ser más citadino, resultó ser una eficiente herramienta de trabajo para todo tipo de tareas: Talleres mecánicos, fletes, servicios técnicos, reparto de productos alimenticios y cualquier otro rubro. Sus dimensiones eran óptimas.

Supone mejoras respecto a su antecesora la T4B con una mecánica más sólida y una caja de carga un poco más amplia además de cargar más kilos.
Aunque la caja no siempre fué la misma, en la primera versión la caja seguía las líneas de la cabina (como la T4B) luego en 1979 fué replanteada como la que muestra el modelo mostrándose más amplia y útil.
Con ésta caja llegaría al final de su producción en 1982, año en que es reemplazada por la Pick Up 504.


El modelo resulta interesante a simple vista, ofrece una trompa más que digna del 404 y hay fundamentos sólidos para aseverarlo.
Un auto reproducido desde los 60s por distintas marcas, con distintas formas de hacer, con distintas objetivos y distintas aspiraciones puede dar material para hacer un libro fotográfico de "Las mil y una caras del 404".
Pues bien, el rostro que hoy nos muestra éste utilitario tiene sus particularidades y vale la pena estudiarlo en detalle:


La parrilla, viene cromada, viene sombreada, viene con el logo del león en otro plano, viene profunda y viene inclinada con la parte inferior hacia adentro. Simplemente vino así.


Las luces de giros a dos tonos bien centradas en los guardabarros. No parece gran cosa, pero luego de ver las luces de giro de la versión sedán de los primeros números que ofrecía Salvat... Es gran cosa.

Las ópticas principales son un gran inserto. Olvídese por un momento del chino que las pega como quiere y preste atención al marco de las mismas, verá que en la parte superior copia la forma del gardabarros con una punta... Versiones berretas por lo general colocan una óptica redonda con marco (también redonodo) de tamaño adecuado y listo... Total, en escala 1:43 pasa...


El modelo no tiene muchas tampografías ya que el utilitario no las reclama, la del capot es prolija y de tipografía correcta, pero yo la hubiera puesto un poco más adelante.

El ángulo de la toma pone en evidencia que la parrilla debería estar un poco más adentro, ya que no debería verse la parte superior del marco (debería quedar bajo el capot y sólo ser visible de frente).


El paragolpes se nivela muy bien y luce correcto sin llamar la atención.

Sería así un claro ejemplo de como debe resolverse el rostro de un 404 en ésta escala con un tipo de fabricación low cost.


Los parabrisas lucen terrenales, usados, lejos de la simetría estéril y perfeccionista.

Siendo un utilitario le da carácter, si fuera una berlina de lujo no, por las dudas, aviso...

No vaya a ser cosas que se les dé por pegarlas mal de aquí en más y luego se escusen diciendo "Ahhh noooo!... No están mal pegados!... Es que son terrenales! usados! y están lejos de la simetría estéril y perfeccionista!"


Los espejos que equipaban de fábrica a la pick up 404 no eran lindos. Eran redondos, simples, genéricos y llegaban a media altura de la ventanilla.

De la reproducción se esperaba espejos retrovisores por el estilo, inexplicablemente lograron darle un plus de fealdad que... Asombra.


Después de todo es una Pick Up, se esperan cosas así y se espera que la estrella del modelo sea la caja de carga.
La forma prepotente en que figura la marca en la retaguardia ya es clásica de todas las pickups de Peugeot, se extrañan las formas redondeadas que ya no llegan a ésta parte dejando tan sólo líneas rectas.


Se puede rescatar las ópticas a tres tonos, detalle poco visible modelo en mano.

También el paragolpes trasero en dos tramos en un decente gris mate, menos mal que no usaron blanco.


La rueda de auxilio asoma al medio... no se ve mucho... felizmente...

A la fuerza la matrícula trasera tuvo que ser tampografiada, suerte para nosotros, queda mejor así.


 La caja por dentro no guarda sorpresas, clásicos pliegues y pasaruedas angulosos, lo necesario, lo suficiente.


La vista lateral de la caja ofrece la característica propias de la versión argentina: El guardabarros trasero.

Hasta ahora quien pretendía éste modelo en escala debía comprar versiones europeas que no tenían ese tramo de guardabarros dejando todo a la altura del piso de la caja y la rueda expuesta... O con una chapa que evitaba que salpique.

Del eje trasero a la cabina la noto un poco larga... No mucho.

Las ruedas son interesantes, ya que la matriz es correcta y lucen naturales en el modelo.
Fueron entusiastas a la hora de pintar de negro el centro quedando sobredimensionado el detalle.

Los neumáticos, por otro lado, son correctos en tamaño ya que utilizaba un rodado generoso. Pero el detalle del estriado de líneas no se corresponde a ningún neumático que haya usado la  Pick Up 404.


El interior es voluntarioso, el vidrio trasero de la cabina permite una visión del mismo poco usual.

Las boquillas de calefacción, la guantera, el cenicero y los comandos del climatizador están presentes de debida forma. El tablero por otro lado se conforma con poco y no luce los tres marcos redondos típicos del 404.

El volante es correcto, el centro del mismo es muy reconocible, pero dicho volante con ése centro tenía un aro delgado de color negro, es correcto en tanto al diseño... Que esté bien hecho es otro tema.

El aro más "gordito" y de menor diámetro corresponde al volante que se utilizó después, siendo lo que vemos, en definitiva, un ingerto entre ambos.


Los picaportes de las puertas están a un paso de ser genéricos, tienden a tener cierta forma pero no dejan reconocer del todo como lucían los picaportes de Peugeot.

Más abajo la tapa de combustible mediante inserto plástico, bastante esmerada, una decisión acertada ya que el modelo en sus laterales (siguiendo el vehículo real) es demasiado monótono. Todo es celeste y los pocos detalles en tonos metálicos hay que aprovecharlos.


Si pretende tener "cubierto" el espacio que guardaba para la Pick Up 404, puede pensar que lo tiene cubierto a medias ya que se necesitan dos modelos para hacerlo.
Con éste modelo tiene la segunda parte de la historia, le falta la primera parte con la caja original, quizá en la otra colección de "Vehículos de Reparto y Servicio" tenga la oportunidad de lograr el hermoso par.

Mientras puede contar con ésta, que se deja disfrutar y además viene bastante bien terminada.
Las fotos del modelo son en su "estado natural" sin retoques, sin correcciones, sin ningún aditamento o mejora, incluso el lado interior de cada rueda ya viene oscuro, cosa que la mayoría de los modelos no tiene y debo corregir para que salgan mejor en las fotografías.

Nada?

No se tocó nada?

Absolutamente nada.


Magníficent Peugeot 404 Pick Up!

14 comentarios :

  1. la ve cumplidora a la chatita, hasta da para tentarsey hacer un transplante de frente en el sedán, las proporciones correctas, el techo derecho, los giros/posición alineados, ya el detalle de las ópticas con el borde excéntrico es un lujo, y la parrilla, pareciera ser EL detalle de la cuatro cuatro. Es cierto, se fué para atrás el logo, a esta altura, detalle menor. La mitad de laburo, muy buena en su simpleza, bien aplicado el nombre en la tapa, correctísimos farolitos tricolor, y entrañables paragolpes partidos, una vez mas, obviemos el auxilio, todo un logro para un modelo sencillo (sencillo el real). Se viene una de auxilio Peugeot en rutas en la de reparto y servicio, no recuerdo si con esta caja o la primera. Siempre un placer leerlo cabo. Saludos. Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La otra versión será bienvenida, ignoro si representa una pickup con cúpula o la versión que venia "cerrada" de fabrica con ventanas laterales

      Eliminar
  2. Me gusta esta pickup, la imaginaba simple, así que no creo que me decepcione,muy buen posteo. Espero conseguirla.

    ResponderEliminar
  3. Una sorpresa agradable, sobre todo para un peugeotista ortodoxo de la primera hora como Usted.
    La prueba de que no hace falta cajas de plástico rotuladas para que una camioneta sea magnificent.
    Sy prosa intacta, como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cuantas les dirá lo mismo! Digo... Eso de las cajas...

      Por cierto eso de las cajas responde a que llegan de la otra colección y se ven forzados a que cada modelo tengo un uso específico.

      Eliminar
  4. Un modelo redondito: simple pero efectivo. Definitivamente mucho mejor resuelta que el sedán.
    Honestamente, no recuerdo a estas chatitas con el motor Diesel.
    Me gustó la calidad de la parrilla de los últimos modelos. Si tuviera algo para criticar, es que está un poco larga entre ejes y que hayan puesto la patente trasera en el medio; sacando algún dueño audaz, iba al lado del faro izquierdo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noté un poco largo el modelo por lo que su duda respecto a la distancia entre ejes es lógica.
      Respecto a la matrícula al lado de una de las luces traseras, donde se colocaban regularmente, responde a dificultades técnicas, no hay lugar suficiente para tampografiarla y de poner un inserto plastico quedaba tosco...

      Eliminar
  5. Ah bueno ve? Esto es otra cosa, y no lo que hicieron con la Silverado. La verdad se la ve muy linda, sobre todo teniendo en cuenta que Ud.,como Darthés, jura que no la tocó. Yo le haría las tuercas de ruedas en color metálico para que las llantas no queden tan blancas y gigantes, y las "ensuciaría" un poco. La patente trasera...qué se yo. Sí es cierto que en otros modelos donde se hizo en pieza aparte quedó muy gruesa, pero ahora tampografiada queda demasiado chata a mi gusto ¿Será que no hay punto medio? Por lo demás me gustó mucho y puedo dejar pasar la tampo 404 muy atrás, la "rueda" de auxilio fea pero oculta, y alguna que otra pequeña desproporción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considerando que la chapa de la matrícula real tiene menos espesor que el inserto plástico que suele representarla, miro con simpatía la tampografia.

      Eliminar
  6. Pacece que la miniatura esta bastante bien muy correcta, y la parrilla parece bien realizada no?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parrilla tiene un sombreado que debería considerarse ejemplar.

      Eliminar
  7. Caso raro el del 404. Cuando era chico, un tío mío lo tenía y me parecía una "batata", con su motor ruidoso gasolero y sus faros delanteros amarillos, gracias a los que inequívocamente sabía que llegaban a casa cuando nos visitaban alguna noche de fin de semana, después de esperar ansioso a mis primos para jugar con los Playmobil con ellos...
    Mi viejo, siempre peugeotista, tuvo 3 504. Para mi visión de niño crecido a principios de los 80, veía al 404 con cierto aire de superioridad, teniendo mi viejo un 2000 SE '78 azul. Cuando abandonó el 504 por insistencia de la flía y pasó a una break 18, nos vivía diciendo que el Renault era una "tabla" comparado con el andar de "nube" del 504... y tenía razón.
    Hoy, este auto, el 404, me parece una preciosura en todas sus variantes, y me recuerda a mi tío y se me llena el corazón de nostalgia.
    Es más, si pudiera, me compraría un 404 para salir a pasear, porque el andar es maravilloso, como todo buen Peugeot de esa era.
    Lo que nunca me expliqué es por qué el modelo sedán tenía las luces de retroceso en azul. Supongo que sería algo de los franchutes que acá se heredó sin mucho cuestionamiento, igual que las luces delanteras amarillas.
    Me gustó el modelito, y como siempre, su reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que mientras servian como taxi en los ochenta se los veía en abundancia. Luego cuando salieron de servicio literalmente desaparecion quedando pocas unidades.

      La luz azul curiosamente es local. El francés tenit un plafón de dos tonos.
      Respecto al color quizá se pueda especular con dos posibilidades:

      La primera es que primero fue de un tono celeste claro, pretendiendo un color traslúcido para la luz de retroceso, que luego sería llevada a un azul intenso por marcas alternativas de repuestos.
      La segunda opción es que dicha luz no sería utilizada como retroceso sino que su tono azul-morado oficiaría como un accesorio anti encandilamiento respecto al vehículo que circula atras.

      Eliminar