Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

domingo, 16 de julio de 2017

Fiat 125 (1972) Autos Inolvidables Argentinos


Llegó el turno del 125, el "grande" de Fiat en los 70s.
Ya varias veces pasamos por el tema de la dificultad de Fiat para competir en el segmento de los vehículos grandes. Hoy estamos en un gris: Si se considera el 125 pensando en su motor decir que es un auto chico es ilógico, uno pensaría en un segmento mediano-grande poniéndolo junto a un 504 por ejemplo.


Por otro lado, sus dimensiones penalizan con lo antes dicho, si prestamos atención a las mismas diríamos que es un mediano-chico.
Es más, si lo pensamos con una mentalidad setentosa nos daría trabajo decir mediano.
Pero justamente la magia del 125 era esa: Motor potente en envase pequeño. Un motor potente, sediento, gastador en un modesto y cuadrado cuerpo de sedán.


Aquel cascarón que tenía vida tranquila cuando lo conocimos con el Fiat 1600 (el sucesor moderno del 1500) recibió la potencia que le faltaba: Lo que primero fué un "cambio de traje" del 1500 terminó en un par de años en un auto totalmente distinto cuando llegó la nueva planta motriz.


Igual decir 1972 es como decir estar a la vuelta de los 60s. Todavía hay formas de hacer las cosas y soluciones a la antigua: La suspensión trasera de elásticos y lo más extraño... un Fiat con tracción trasera.
El Fiat 125 es un auto muy conocido, pero a pesar de tener líneas sobrias prácticamente nació y murió así con ese aspecto, no se le prolongó la vida como a otros modelos de la marca ni recibió "actualizaciones" en plástico.
El mirafiori fué el que más lejos estuvo del concepto original, pero sólo fueron un par de molduras atrás y ópticas distintas adelante, solo un toque.


Muchas puertas para ser deportivo, muy gastador para uso familiar y cotidiano, el auto tenía problemas serios en esos dos puntos.
En los 70s se produjo un florecimiento de coupés que no volvió a repetirse hasta el momento: Desde grandes como la Chevy, el Torino y la Dodge hasta de menor embargadura como la Taunus y las coupes tan italianas de Fiat como la 1600 y la 125.
Pensar en un sedán deportivo frente a la existencia de deportivos era un razonamiento sinuoso... Y a Fiat le encantaba ese razonamiento.
"El pequeño que vence al grande" "El pequeño que esconde el motor más potente" Todo apunta a la grandeza de lo pequeño.
A fin de cuentas el 125 se consagró como auto familiar y su destino lo selló el precio del combustible. No puede un auto de consumo elevado formar parte de un familia modesta de clase media al menos que duerma en el garage todos los días, todo el día.


Pensándolo hoy... Si hubieran montado un motor de 128 en éste auto... Una versión por lo menos... Podría haber sido el Fiat Duna de los 70s? Cómo hubiera sido la historia?

Vamos con el modelo:


Dentro de la colección de "Autos Inolvidables Argentinos" se podría ubicar cómodamente en el promedio, es un modelo que no carga con errores y a la vez no sorprende con detalle alguno.


Salvo los limpiaparabrisas todos los demas insertos van al frente y parte posterior del auto.
Todo lo demás es matricería y vale la pena mirarla: las molduras del capot, sus formas son muy buenas en concordancia con la tapa del baul:


 Pero capot y baúl resultan poca cosa a la hora de ver la matriz dando vida a los laterales de éste 125:



 Pliegues de las chapas, puertas, picaportes, goteros del techo, la línea cromada que va de punta a punta... Incluso la diminuta parrilla en la base del parante del techo... todo es de la matriz.

Y el modelo así como se vé está lindo. Ahora éste mismo modelo pintado con un poco más de pintura pierde su encanto en dos segundos.
Mucha pintura, pintura gorda, mal pintado... Y éste 125 se transforma en una cajita celeste.


El inserto que todo lo hace: El plástico que involucra parrilla y ópticas delanteras todo lo puede, todo lo hace y todo lo logra.
Imagine por un momento pensar este modelo sin el mismo...


Atrévase a quitar la mirada de la parrilla y tendrá un modelo insulso, desierto, la corona sin joyas, eso es lo que nos queda.
La genialidad del modelo la encuentro en ese maravilloso inserto plástico.


La patente de Río Negro en color amarillo me resulta una rareza, más cuando desde el 69 estaban normalizadas las negras a nivel nacional... A menos que se trate de una patente especial (Gubernamental, Embajada, Servicio... Fiat 125 Presidencial de Río Negro...) Quién sabe!


En la parte trasera con el macro de la cámara se descubre un tesoro: Tampografía en tres tonos (gris, negro y rojo) representando la insignia. Las luces en dos tonos se agradecen pero se conforman con cumplir, la luz de la izquierda me da comezón...
La luz de retroceso en cambio... es el tumor que cuelga del paragolpes en el medio...



Por suerte adelante el modelo esta bendecido, es mucho más bonito adelante. Es más, en la vitrina los modelos se ubican mirando hacia adelante...

Y cuando llega la hora de la última foto... se hace con el modelo mirando hacia adelante...


Magníficent Fiat 125!

21 comentarios :

  1. Excelente nota, Cabo!! Muy linda pieza, al igual que las últimas.
    Falta ahora el 1600, el Duna, Regatta, 147, y Uno. En mi opinión son los Fiat Inolvidables que tienen que aparecer en esta colección.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De su lista recibo tres con beneplácito. Y los otros dos por compulsivo aunque ya los tenga.
      El 1600 sería notorio aunque si se miden en una escala sentimental el 147 y el Regatta tendrían prioridad.
      El Duna y el Uno son un tanto "nuevos" si se tiene en cuenta que no se atrevieron a pasar de los 80s.

      Eliminar
  2. Recuerdo cuando saliò este auto, era muy lindo.
    Mis ojos de infante se maravillaban de tanto cromado (la parrilla era increìble) sobre un diseño europeo, con lìneas rectas en un tiempo que lo màs recto era un Chevrolet 400).
    Me sorprende que haya sido tan penalizado por su consumo, sobre todo en esos años que el petròleo era barato,
    o coincidiò con el petrolazo de los setenta?
    PD: Este sì lo hizo Mahler, aguardo el comparativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crisis petrolera de los 70s resulta contemporánea al auto pero no simultánea, es decir, durante el proyecto, ejecución y salida al mercado el precio del combustible no fué una variable a considerar... Y posteriormente tampoco: Fiat tenía un batallón de autos chicos para bolsillos ajustados.

      Mi 125 de Buby duerme el sueño de los justos, con faltantes por aquí y por allá pasa sus días como proyecto.

      Eliminar
  3. Buen día Cabo. Muy buen artículo como siempre, recuerdo a los grandes hablar de lo que gastaba el 125 (mi viejo tenía un Taunus, pero mi tío era tano así que el Fiat era "La Macchina"). Fue un auto que supo tener sus días de gloria deportiva con Reutemann y demás contra los 504. Muy buen motor para las carreras de midgets, siguieron dando batalla aún luego del año 2000... En cuanto al modelo, ud tuvo suerte o eligió bien, el mío vino desastroso, y la respuesta de Salvat o de la distribuidora jamás llego... Ya le haré llegar una foto... Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una realidad, esperar una respuesta individual dentro de esta venta masiva es pasar bronca de manera premeditada o sentir bronca por gusto...
      Uno sabe de antemano el resultado del reclamo, es más, espera el momento en que la desgracia se hace oficial con cuatro o cinco berrinches preparados y elige uno... dos... O todos.
      Si quiere que investigue más el tema, cuando vea a mi mujer le pregunto ya que ella a presentado quejas hasta por la falta de simetría del pan mignón en al panadero.

      Por otra parte, lejos de lo imaginable, mi 125 no lo elegí, tampoco lo compré, tuve que molestar colega por colega hasta que encontré uno que me hizo un trueque.

      Por cierto, si ese colega me lee sabe lo agradecido que estoy y puede ver que guardo secreto de su identidad como me indicó.

      Dadas las circunstancias, que me hubiera tocado un 125 fallado hubiera sido una mejoría a lo que me había tocado en suerte.

      Qué haría yo? Esperar la reedición y si se escapa de todas formas la reventa después de que haya sido reeditado vale bastante menos.

      Mientras, piense una linda personalización de ese 125...

      Siente le susurro en su oído?

      multicaaaaargaaaaaa... muuuuulticargaaaaaaaaaa......



      Eliminar
    2. Jajaja Cabo me alegran la mañana sus ocurrencias. Y sí, lamentablemente no hay mucho que se pueda hacer. Creo que esperaré la reedición, si aun estoy caliente, o si buscaré la reventa cuando baje la espuma y alguno se canse de sus autitos...(o alguna patrona amenace con "tirar todo a la m..."). Me gustó la idea de la multicarga...o quizás alguno de TN de la época. El tema es que como justo lo que está arruinado es una rueda, sí o sí voy a necesitar un donante... Abrazo!

      Eliminar
  4. Wspaniały model. Przyznam, że w tym kolorze prezentuje się doskonale. Nie ustępuje niemal wcale klasycznemu modelikowi Starline. Bardzo udana miniatura, gratuluję;)

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wyobrażam Madonna śpiewu...

      "Like a Polskiiii... la lalala laaa laaa"

      Eliminar
  5. Como siempre, excelente informe. En cuanto a las últimas reproducciones de la editorial Salvat, los modelos están muy bien logrados, detalles que podrían pasar inadvertidos son copiados casi con exactitud. Ejemplo, la parrilla frontal de este 125... el panal de abejas medio "alargado" es igual!. Martin Vago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día me tiene que contar si es Martin Vago o Umberto Primo, seguramente ese halo de misterio debe ser positivo para el sexo opuesto (Hay colegas que ya los pincharon con el bigote, vaya con cuidado).
      Coincidimos con la parrilla del 125, es soberbia y gracias a que las luces son cuadradas no las pegan inclinadas...

      Alguno tendrá en sus manos un 125 con la óptica pegada de lado?

      Eliminar
    2. Le cuento, Umberto Primo es el lugar de trabajo y mis comentarios los hago desde el correo configurado por Gmail. En consecuencia, aparece el nombre por defecto y efectivamente mi nombre es Martin Vago... saludos!

      Eliminar
  6. Está muy bien logrado este modelo, me gusta más aún que el Starline que ya teníamos de hace años, pues tiene todos los detalles del nacional que aquel no, y hasta el color es más lindo que el azul oscuro del italiano.
    Que suerte que al fin lo consiguió!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo miro los dos y cada uno tiene lo suyo. Este tiene todos los cañones en el frente, mientras el Starline tiene mejores interiores y mejor retaguardia.

      Eliminar
  7. Me encantó este modelo. Aprendí a manejar en una rural 75 y saqué mi registro de conducir con ella. Luego tuvimos un sedan 79, ya con Parrilla negra de plástico y sin las líneas centrales del capo y baúl. Amo este modelo, para mí lleno de recuerdos. El consumo era más un mito que otra cosa. El motor era muy eficiente para su cilindrada y no gastaba más que un Taunus o el R18 2.0 que tuve luego de los 125. Me gustan mucho sus artículos Cabo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la fama de gastador viene de la mano de que consumía lo mismo que autos de mayor porte, el Taunus mas chico tenía motor dos litros y el Renault 18 que citas también, pero al lado de un 125 son notablemente mas grandes.
      Costaba entender el tamaño y potencia del motor viendo las dimensiones del auto.
      Por otro lado se sigue hablando de la nobleza del motor del Falcon como si lo que gastaban esos 3.6lts nunca hubiera importado... No hay objetividad en la opinion pública...

      Eliminar
  8. Y ... yo sigo esgunfiando con la elección de los colores de esta colección , pero ¿no hubieran lucido más los cromados y la parrilla en un bordó?.
    Seguramente no era una patente estándar , ¿notó que en el centro y verticalmente dice "PRUEBA"?. Recuerdo borrosamente que en un tiempo se podían ver en las concesionarias coches con chapas en colores raros .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI dice Prueba se tratará de las primerísimas unidades que estaban probando?
      Punto aparte su vista, admirable, yo no pude leer nada.
      Y si es por color, hubiera preferido un naranja furioso, se pasean por los años 70s y no hay un sólo auto color naranja... Espero el Opel..

      Eliminar
  9. Algo de eso debe haber . También están escritos en la chapa "11" y "72" ; precisamente la produccion nacional empezó en 1972 .
    De la vista ya no queda nada , por eso me manejo con lupas , zoom y un monitor de 22" .
    Es cierto , ni el Chevy vino en naranja ...

    ResponderEliminar
  10. Como siempre, un placer leer este blog. Para mí el color es adecuado al 125, creo recordar que un vecino tenía uno celeste, como este, aunque recordar bien algo me cueste. Salud! SP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El color es indiscutible, válido también para los Peugeot 504 y 404 contemporáneos y el Fiat 128 faros redondos.
      Los cromados lucían muy bien sobre este tono.
      Muchas gracias por pasar Sebastián! Siempre bienvenido

      Eliminar