Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

lunes, 19 de agosto de 2013

Chevrolet 3100 Thriftmaster (1947) - Maisto 1:43

Resulta patológico el sentir del coleccionista, luego de dedicar años a conseguir y cuidar modelos, encontrar a uno en desgracia es vivido como un llamado, una emergencia, un pedido de auxilio... Si es cierto que todos tenemos un lado femenino, ésta manifestación sería algo parecido a un instinto maternal... y encontrar un crío cagado encima...


La historia de éste modelo particular transcurre un par de años atrás en un supermercado de acento francés. Mi retoño intentaba convencerme de las bondades de poner toda la góndola de juguetes en el carrito en detrimento de tantas verduras de sabor no agradable, agarró con desgano lo que quería (Algo de lo que quería, por que lo quería todo) cuando cae esta camioneta al piso, mal guardada, tirada posiblemente.


Sorpresa la escala, sepa que los coleccionistas de escala 1:43 no somos de los que revolvemos todos los supermercados, no me pregunten por qué, simplemente no los venden, fué un suceso accidental.


Accidental en todo sentido, lejos estaban las luces del hallazgo providencial, sacando la escala lo demás era una declaración de guerra, un blíster maltrecho dejaba ver el modelo hecho por Maisto.


A todas luces económico, devenido en juguete pareciera que le encomendaron el trabajo al nuevo de la empresa, detalles ausentes, materiales precarios, ruedas que parecían rodillos de goma y unos tapacubos dignos de usar corpiño, extremadamente salidos hacia afuera, desafiando las leyes de la gravedad. Un canto a la desproporción... como si Ford hubiera puesto un dinero para que la hicieran así de fea.
Por lo poco que pedían me la traje, para intentar hacer justicia o sacrificarla de un mazazo, resultaba satisfactorio cualquier final en ése punto.


La poca profundidad de la caja culpa de un inmundo sistema de PullBack fué solucionada reproduciendo la carga de la misma con tablones de madera natural.


El portón trasero es voluntarioso, es que Maísto usa exactamente la misma matriz para modelos un tanto mas decentes, nótese del lado izquierdo se detalló la luz trasera.


Los tablones fijos, pegados, lucen desacomodados adrede en pos de un realismo inalcansable. Pero antes tuve que desarmarla completamente, darle el correcto tono metálico al parabrisas, al limpiaparabrisas, detallar la bagueta del capot, pintar asientos en marfil, darle profundidad a la parrilla y las ruedas fué lo mas invasivo (y necesario): Con un cúter le saqué literalmente una rodaja a cada neumático y cada llanta fué limada hasta quitar esas protuberantes tazas.


Luego pintadas en dos tonos blanco antiguo y plateado. La rueda de auxilio también necesitó el mismo trabajo. Ahora si se pregunta por las luces, son de neta inspiración Matchbox Collectibles, seguramente recuerdan sus camionetas de escala 43 que a pesar de ser ejecutadas con abundantes cromados :


Pero elegí el amarillo cadmio para darles un tono más calido, de bombillo viejo, amén de que la luz amarilla con el azul tiene algo especial... gusto a 403...


Por cierto la escala puede verificarse en contraste con camionetas similares de escala declarada y cumple lo suficiente como opción válida para dar presencia a otro modelo entre este tipo de utilitarios.

Vamos cerrando este capítulo de historias ordinarias de gente común? Nos subimos al Sapo?


Magníficent Chevrolet 3100!!!

14 comentarios :

  1. qué buen momento,
    como lector comedido le agradezco el trabajo que se tomó, aunque creo que la camioneta debe estar más agradecida que yo.
    ahora comparte espacio en un estante de utilitarios donde nadie se fija en su humilde origen.
    pd: me gustó el color de las ruedas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fué mi primer experiencia con pinturas acrílicas, bastante interesante a la hora de tonos específicos.

      La camioneta ya se ganó su lugar como puede ver!

      Eliminar
  2. Es bueno encontrar el potencial de modelo a escala en una pieza destinada a juguete, más aún si llegó de casualidad. Con poca plata, materiales de uso cotidiano y un rato de maña se obtienen buenos resultados. Y esos momentos de manos a la obra son los que más se disfrutan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, el proceso es algo que se disfruta mucho, ya que amén de llevar a la pieza a un mayor realismo es al mismo tiempo y de manera inevitable una personalización.

      Eliminar
  3. Hola Cabo!!!!

    Concuerdo con el Gaucho, que lo mejor de la miniatura ha sido su rescate,ya que ahora es una miniatura y no un juguete. Siempre me pregunto, porque algunas marcas que no están tan lejos de hacer una miniatura, insisten con los juguetes...
    Para la próxima saque una foto de todo el proceso. Los neófitos se lo vamos a agradecer.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo algunas fotos del paso a paso, veré si puedo agregarlas, hay mas trabajo de lo que se ve en las fotos puede creerlo.

      Eliminar
  4. Muy buen trabajo Cabo, me gustó verla en la vitrina entre sus pares, donde se la nota a gusto!!!
    Y es cierto, el proceso de retocar y mejorar, si bien no es unánimemente aceptado en entre los colegas, para mí es muy placentero, y ver los resultados, convirtiendo una miniatura del montón en una "fuera de serie" mal que quitarle valor se lo agrega (a mi criterio).
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si estar de acuerdo con lo del retocado, por lo general soy de dar los pulgares arriba con los modelos de bajo costo y masivos, ahora ya cuando hablamos de retocar uno exclusivo y escaso...

      Es como encontrar un Dodo y tunearlo para que parezca un Gallo....

      Eliminar
    2. Por supuesto! Yo me refería sólo a los del ejemplo de esta Chevy, que pasó de ser un juguete a un objeto de interés para coleccionistas de miniaturas de precisión. Y específicamente a los de Altaya, que tienen idéntico molde a IST o Premium X . Lo que hacemos es tratar de agregarle retoques parecidos a los que les harían en fábrica para luego presentarlos en una bonita caja y cobrarlos entre tres y cuatro veces más.
      Saludos!

      P.D.: Si encontrás un cardenal amarillo por tus pagos avisáme que quiero convertirlo en paloma torcaza...

      Eliminar
    3. Le pone buena tarifa a la retocada de modelos... en lo personal siento que se desvalorizan pero bueno... punto de vista.

      Eliminar
  5. Se pierde bien pero resalta a la vez dentro de las demás en la vitrina, resultado de un buen trabajo de optimización y retocado, haciéndole una pieza bien incluida en el conjunto. Felicitaciones por el buen resultado y haberle dado el chance y el lugar.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las felicitaciones Eddie, hay otro proyecto en marcha ya.

      Eliminar
  6. Muy buena la personalizacion, le dio otra vida al modelo, y la transformo en pieza unica, bien por eso, Felicitaciones!!

    ResponderEliminar