Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

jueves, 10 de febrero de 2011

Lincoln Continental 1939

Este coche en fotos promocionales se le notaba prometedor, aunque a la postre terminó opacado por otros que salieron antes dentro de la misma colección.
Así y todo, el modelo tiene lo suyo, uno se acostumbra a lo bueno fácilmente pero cuando la colección se fué y busca que comprar en otros lados se da cuenta que esta colección fué un duelo de modelos muy buenos.


Si no me equivoco el primero de esta saga llamada Continental y que su nombre saltaría de modelo en modelo por varias décadas más, magnánimo, opulente, pretencioso como se usaban las nombres por aquélla época. El fascículo ilustra un origen mucho mas vanal que el que uno se imagina, este vehículo es el resultado del proyecto llamado Continental y terminó llamandose así el auto, hasta ahí nada sorprendente pero la nota de color es que los (norte)americanos usaban el término continental para designar estilos o procedencias del viejo mundo en lo que una traducción franca este modelo se llamaría "Lincoln Europeo" y así tendríamos una idea de lo que el nombre despertaba por esos años.


Tal vez sus formas en conjunción con el color sea el intento de hermanarlo con los autos del otro lado del charco, no así su volúmen, para un comparativo práctico basta con estudiar las formas del capot con un Peugeot 203 de la colección de taxis (aunque en el fascículo de éste último dicen que lo hicieron al estilo americano y arman un hermoso bucle de huevo y gallina). Es en la comparación con sus pares donde se pisa firme entonces.

Te vi venir a la europea...


La parrilla es un tincazo en el ojo, digna de modelos de 10 años atrás, pero las ópticas gustan, como el paragolpe y la patente, la calidad de las ruedas indiscutible.


La calidad de la pintura y el color (tono incluido) elegido tienen un diez.

El tablero bien cumplidor, ahora con el parabrisas el modelo te dice "El auto era así de lindo y así de feo!"


Pero más cumplidoras son las butacas y se puede disfrutar la capota:



Vamos partiendo? la luz sobre la patente es... es... tan europeo!!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario