Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

miércoles, 23 de febrero de 2011

Graham Paige Roadster 1939

Otro aire, un pequeño desvarío, fuí tentado por un modelo no autóctono... mas bien una sucesión de 14 de "Los mas bellos coches de época"

Como se imaginan, ecuelas quedan para rato, la colección terminó y sacando pecho puedo decir que la tengo completa a la edición argentina (amén de que son 14, más que suficientes para esta infidelidad a mi colección) y opté por éste en esta ocasión por que si bien no es el mas bello a mi gusto es el que mas mastico cuando veo mis autos...



Un diseño atrevido que no es otra cosa que una apuesta firme de la firma por diferenciarse según el fascículo fue el principio del fin para la marca ya que el coche en resumidas palabras si bien daba una imagen de solidez y calidad indiscutibles... daba miedo (?) resultaba algo intimidante...

Y uno se imagina en esas postales pictóricas americanas paseando en tu auto en un suburbio típico de casitas blancas y jardines de verde césped en un dia de sol, pero ves por el espejo retrovisor y te encontras con algo así detrás:



Bajando de volumen el tema de la película Tiburón y pañal nuevo mediante seguimos, a ese morro tan protuberante que parece que te va a ensartar en cualquier momento se le apodó "shark nose" (nariz de tiburón, no se gastaron mucho en pensar tampoco) pero no nos vamos a quedar ahí las ópticas son llamativas y es por algo, son cuadradas, año 1939 no se olviden... ésas ópticas en un auto que en líneas generales es así:


El interior es bueno (disculpas de la toma mediante) un tablero acertado no así el volante a menos que el verdadero haya sido todo negro cosa muy poco probable


Los colores muy adecuados para un modelo así, ese bordeaux (o algo parecido a ese rojo sangre) es muy típico de esos años para los interiores y por fuera los tonos pasteles característicos en éste caso un celeste aturquesado:


Más que partir no queda y sólo resta la retaguardia que se conforma en alinearse en esa famosa frase "todos los culos se parecen" y éste de líneas limpias nada marca para el recuerdo...

No hay comentarios :

Publicar un comentario