Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

viernes, 28 de enero de 2011

Una colega!

El milenario círculo de deseo-búsqueda-encuentro se repite durante toda la vida del coleccionista, así nace el deseo propiciado por ese espacio vacío en la vitrina, luego del encuentro lleno de magia se pasa a un plano un poco más gris: la compra... Y si la pieza lo amerita también llega el precio caro.
Seamos sinceros, buenos samaritanos no abundan y cualquier colección vive sus orígenes de dádivas, regalos, gangas e inclusive atrevidos mangueos al prójimo pero, llegado el tiempo, uno agota todo el ámbito de cercanos y conocidos, es ahí donde viene la prueba de fuego: pagar por la siguiente pieza o dejar la colección así.
Piense un rato, si le digo que mi colección esta comlpeta, soy coleccionista?... Pues no, en todo caso poseedor de una colección. El coleccionismo es un actividad y si quiere lucirse con alguien que se dedique a coleccionar, pregúntele cuál es la próxima pieza en la mira, no por la que tiene hace dos años, seguramente le contestará con mayor entusiasmo.
Se disfruta lo que se tiene y se sueña con lo que no, mucho de la vida se aprecia, inclusive nuestra precaria existencia. Veo coleccionistas mayores, colegas en mi rubro con colecciones increíbles a sus espaldas que empiezan a ser pasivos, a dejar pasar la oportunidad, a no buscar, a regalar, a hacer cambios de excelentes modelos por baratijas con coleccionistas novatos, como quien en el fondo se va despidiendo... Por que como todo objeto, puede llegar a ser eterna la colección, en cambio uno se tiene que ir. 
Tántas cosas, tántos sentimientos, proyectos, sueños, nostalgia, cariño... que cuando dos coleccionistas se encuentran no hace falta mucho para que se entiendan, inclusive si coleccionan cosas distintas. Hace poco navegando por la web me encontré con una colega, le escribí y me dió una gran alegría su respuesta aparte de la sorpresa de que no es sólo una,  su hijo también participa en la colección... y su prima... y mejor en palabras de ella:

"...Te cuento que la pagina surgió de una iniciativa familiar, en la que participan mi hijo Horacio, que es coleccionista de Buby basicamente , mi prima Alejandra que entiende mucho de juguetes nacionales y yo que los acompaño, siempre intentamos difundir el juguete argentino, por lo que participamos activamente tambien, en foros internacionales de juguetes como ser Toy Collector, por nombrarte alguno de ellos, Nos pone muy contentos relacionarnos con todos los coleccionistas argentinos, de hecho estamos en contacto con muchos mas de los que uno pensaria que gustan de este hobbie (...)"

Muchas gracias Marcela por responder mi mail, a los demas les dejo la dirección de su web encontrarán piezas de antología, marcas desaparecidas y nuestra extinta Industria Argentina, un paseo de recuerdo y nostalgia les espera:

http://marcelatoys.iespana.es/
http://bubygorgocoleccionablesargentinos.blogspot.com/

2 comentarios :

  1. otro atracón de viejas entradas.
    esa definición de coleccionista o dueño de colección es perfecta.
    si no te conociera (y vos a mi) te la robaba y juraba que yo era el autor.
    lástima que no pude encontrar la web de marcela toys, el link que ponés no está activo.
    una lástima.

    ResponderEliminar
  2. Gaucho releyendo mi post, lo primero que haría sería llamarme a edición, luego contestarte.

    Pero bueno fijate como son las cosas Marcela Toys un templo de Buby ni mas ni menos dejó de existir como tal sin embargo como toda supernova luego de explotar deja una estrella latente, nuestro querido Omar, al cual sigo y para mejor en formato de blog: http://bubygorgocoleccionablesargentinos.blogspot.com/

    ResponderEliminar